viernes, 29 de junio de 2012

JORGE I DE GRAN BRETAÑA. ELECTOR DE HANNOVER.

Jorge de Hannover. Nació en la localidad de Leineschloss, Osnabrück, el 28 de mayo de 1660, siendo el primogénito de los 7 hijos del Príncipe alemán Ernesto Augusto de Brunswick-Luneburgo y de Sofía de Wittelsbach, Princesa del Palatinado. Jorge se casó el 21 de noviembre de 1682, en la localidad de Celle, con su prima Sofía Dorotea de Brunswick-Luneburgo, que era la única hija del hermano mayor de su padre. De este matrimonio nacieron 2 hijos: Jorge II Augusto; y Sofía Dorotea, casada con Federico Guillermo I, Rey de Prusia. El matrimonio fue infeliz y un total fracaso; Jorge prefirió la compañía de su amante, Ermengarda Melusina de Schulenburg, a quien más tarde nombró Duquesa de Münster y de Kendal en Gran Bretaña. Sofía, mientras tanto, tenía su propio interés romántico en el joven Conde sueco Felipe Christoph de Königsmarck. Amenazada con el escándalo de una fuga de la Princesa, la corte de Hannover ordenó a los amantes desistir de sus planes, y Jorge aparece como el autor intelectual de un plan para asesinar a Königsmarck. El Conde fue asesinado en julio de 1694, y su cuerpo fue arrojado a un río. El matrimonio de Jorge y Sofía fue disuelto en 1694, no bajo los cargos de que alguno de los dos hubiera cometido adulterio, sino bajo la acusación de que Sofía había "abandonado" a su marido. Con el consentimiento de su propio padre, Sofía fue encarcelada por orden de Jorge en el castillo de Ahlden en su natal Celle, otorgándosele el título de Princesa de Ahlden. Sofía morirá en Ahlden en 1726, tras 32 años de reclusión. El 23 de enero de 1698, Ernesto Augusto murió, dejando como único heredero de todos sus territorios a Jorge. Jorge entonces se convierte en Duque de Brunswick-Luneburgo y, posteriormente obtiene el título de Príncipe-Elector del Sacro Imperio Romano Germánico. Poco después de entrar Jorge en posesión de los Estados de su padre, el Parlamento de Inglaterra aprueba el Acta de Establecimiento (1701), que convierte a la anciana madre de Jorge, Sofía, en la heredera del trono británico si el entonces Monarca reinante, Guillermo III y su cuñada, la futura Reina Ana, murieran sin descendencia. La sucesión quedó estipulada de esta manera porque Sofía era la pariente protestante más cercana de la familia real británica. La madre de Jorge, murió el 08 de junio de 1714 solamente algunas semanas antes de Ana, Reina de Gran Bretaña, el 01 de agosto de 1714. Conforme al Acta de la Unión de 1707, Jorge se convirtió en Rey de Gran Bretaña cuando Ana falleció. No llegó a Gran Bretaña hasta el 18 de septiembre, siendo coronado en la abadía de Westminster el 20 de octubre. Jorge I residió sobre todo en Gran Bretaña, aunque visitó a menudo su hogar en Hannover. Durante las ausencias del Rey, la regencia fue ejercida por su hijo, Jorge, Príncipe de Gales, o por un comité de "Guardas y Justicias del Reino". Hablaba muy poco inglés, y muchos de sus contemporáneos lo creían un incapaz. El poder efectivo, por lo tanto, pasó a manos de sus ministros. En 1715, cuando no había pasado un año desde su acceso al trono, tuvo que hacer frente a una rebelión jacobita, conocida como "Los Quince". Los jacobitas intentaron poner en el trono al hermano católico de Ana, Jacobo Francisco Eduardo Estuardo. Luego de su acceso al trono, la relación de Jorge con su hijo (que nunca había sido buena) empeoró considerablemente. El Príncipe de Gales mostraba claramente su oposición a las políticas de su padre. En 1717, el nacimiento de un nieto produjo un terrible enfrentamiento entre el Rey y el Príncipe de Gales. El príncipe y su familia fueron expulsados de la residencia real. Jorge I y su hijo se reconciliarían más adelante, pero nunca estarían otra vez en términos cordiales. Jorge I tuvo una participación activa en la política exterior británica durante sus primeros años de reinado. En 1717, contribuyó a la creación de la Triple Alianza, una liga antiespañola integrada por Gran Bretaña, Francia y las Provincias Unidas de los Países Bajos. En 1718, el Sacro Imperio Romano Germánico se integra a la alianza, que es conocida desde entonces como la Cuádruple Alianza. Jorge I tuvo que hacer frente a una segunda rebelión en 1719. El Viejo Pretendiente intentó luchar en "Los Diecinueve" con ayuda española, pero los mares tempestuosos dejaron que solamente cerca de 300 soldados españoles arribaran a Escocia. La invasión de 1719 nunca planteó una amenaza seria al gobierno, y futuros complots jacobitas fueron aún más absurdos. Jorge I, que ni siquiera hablaba inglés, no demostró gran interés en ejercer él mismo el poder en Inglaterra, y se centró en exclusiva en la política interna del electorado de Hannover, donde pasó buena parte de su reinado. En la Gran Bretaña, ni siquiera asistía a las reuniones del Gabinete; todas sus comunicaciones se realizaban en privado. El Rey realizaba su sexto viaje de visita a Hannover cuando sufrió un ataque que le provocó la muerte en Osnabrück, el 11 de junio de 1727, a los 67 años de edad, siendo sepultado en la Capilla del Schloss Herrenhausen, junto a sus padres. Con su amante Ermengarda Melusina de Schulenburg tuvo 3 hijas: Ana Luisa Sofía de Schulenburg, Condesa de Delitz, casada con Ernesto Augusto von dem Bussche-Ippenburg; Melusina de Schulenburg, Condesa de Walsingham, casada con Felipe Dormer Stanhope, 4to Conde de Chesterfield; y Margarita Gertrudis de Schulenburg, Condesa de Oeynhausen, casada con Alberto Wolfgang de Schaumburg-Lippe.