martes, 26 de junio de 2012

CARLOTA ESTUARDO. DUQUESA DE ALBANY.

Carlota Estuardo. Nació el 29 de octubre de 1753 en Lieja. Hija ilegítima del pretendiente jacobita, el Príncipe Carlos Eduardo Estuardo, el Joven Pretendiente, y de Clementina Walkinshaw, que fue la amante del Príncipe desde 1752 hasta 1760. Después de varios años de abuso, Clementina lo dejó, llevándose a Carlota con ella. Carlota pasó la mayor parte de su vida en los conventos franceses, alejada de un padre que se negó a hacer cualquier reconocimiento sobre ella. A falta de legitimidad o permiso, Carlota no pudo casarse. Por lo tanto, buscó un protector y proveedor. Probablemente sin saberlo Carlos, se convirtió en la amante de Fernando Maximiliano Mériadec de Rohan, el Arzobispo de Burdeos y de Cambrai. Fernando de Rohan también fue incapaz de casarse legítimamente, después de haber entrado en la Iglesia como un hijo menor de una casa noble. De dicha unión nacieron tres hijos: María Victoria, Carlota y Carlos Eduardo. Se reconcilió finalmente con su padre en 1784, cuando él la legitimó y la creó Duquesa de Albany. Sus tres hijos fueron criados en el anonimato, sin embargo, como los únicos nietos del pretendiente, han sido objeto del interés jacobita, ya que su linaje fue descubierto en el siglo XX. En julio de 1784, Carlos llamó a Carlota a Florencia, donde ya era residente y, en noviembre, la instaló en el palacio Guadagni como la Duquesa de Albany. Carlota sobrevivió a su padre por tan sólo veintidós meses. El 09 de octubre de 1789, llegó al Palacio Sanguinetti Vizzani (ahora Palacio Ranuzzi) en Bolonia, la casa de su amiga la marquesa Julia Lambertini-Bovio. Ella murió a los 36 años de cáncer de hígado, el 17 de noviembre de 1789. Fue sepultada en la iglesia de San Biagio, cerca de donde murió. Cuando la iglesia fue derribada por los franceses en 1797, los restos de Carlota fueron trasladados al Oratorio de la Santísima Trinidad.