miércoles, 27 de junio de 2012

CARLOS EDUARDO. BARON KORFF. CONDE ROEHENSTART.

Carlos Eduardo. Nació en mayo de 1784. Hijo natural del Príncipe Fernando de Rohan, Arzobispo católico de Cambrai, y de Carlota Estuardo, Duquesa de Albany, hija natural de Carlos Estuardo, el Joven Pretendiente. El nombre de "Roehenstart" es la combinación de los nombres de sus padres, Rohan y Stuart. El 23 de marzo de 1783, el enfermo Príncipe Carlos Eduardo había legitimado a Carlota, creándola Duquesa de Albany. Ella viajó a reunirse con él poco después del nacimiento de Roehenstart, dejando a sus hijos al cuidado de su propia madre. Menos de dos años más tarde, el 17 de noviembre de 1789, Carlota murió de cáncer en Bolonia. Durante los años de la Revolución Francesa, su padre pagó por su educación en Alemania. Una cuantiosa fortuna llegó a Roehenstart de su abuela. En 1800 fue comisionado como oficial de artillería del ejército imperial ruso. En San Petersburgo, en 1811, se le ofreció la mano de una heredera, Marianna Hurko, pero cometió el error de enamorarse de su hermana, Evelina, que fue prometida a otro. En 1816, después de la conclusión de las guerras napoleónicas, Roehenstart fue a Escocia y otra vez a Inglaterra. En 1820, se casó con Maria Antonietta Sofía Barberini. Su esposa murió al año siguiente. El 13 de diciembre de 1826, en St Pancras, Londres, se casó con Luisa Constanza Bouchier Smith, una mujer inglesa que poseía una modesta fortuna. No tuvo hijo de ninguno de sus dos matrimonios. Tras la ceremonia, Roehenstart regresó a Europa continental y pasó gran parte de los próximos veinticinco años viajando, por lo general sin su esposa, pero se instaló definitivamente en su país natal, París. En 1853, perdió a su mujer, y en 1854 regresó a Escocia. Mientras estuvo allí, fue herido fatalmente en un accidente de tráfico el 28 de octubre de 1854, cuando viajaba en un coche que volcó. Sepultado en el cementerio de la catedral de Dunkeld.