miércoles, 2 de mayo de 2012

CATALINA HOWARD. REINA CONSORTE DE INGLATERRA.

Catalina Howard. Nació entre 1520 y 1525. Fue la segunda de las cinco hijas de Lord Edmund Howard y de Joyce Cultpepper. El padre de Catalina estaba constantemente endeudado y tenía problemas económicos. Su sobrina Ana le consiguió un empleo en el gobierno, trabajando para el Rey en Calais. En ese momento, la joven Catalina fue enviada a vivir con su abuela, Agnes Tilney. Su abuela regentaba una casa de huéspedes y recibía a numerosos visitantes; pero asistía constantemente a la corte, así que Catalina pronto se vio envuelta en los enredos amorosos existentes en la casa. A los 12 años, inicio un romance con su profesor de música, Henry Mannox. El romance terminó cuando Catalina se enamoró de un joven secretario, Francis Dereham. Se convirtieron en amantes, asunto que pasó a ser del conocimiento de los huéspedes de la mansión. A finales de 1539, Catalina consiguió el empleo de dama de compañía de la nueva esposa de Enrique VIII, la Reina Ana de Cleves. Al ser una adolescente atractiva, Catalina captó la atención del Rey. Enrique anuló su matrimonio con Ana el 09 de julio de 1540 y se casó con Catalina, que había sido su amante durante dos meses, el 28 de julio del mismo año en el palacio de Oatlands, en Surrey. Enrique tenía casi 50 años mientras que Catalina estaba aún en la adolescencia. Enrique, viejo y obeso, llenó a su joven esposa de joyas y otros regalos extremadamente caros. El Rey desconocía el pasado de Catalina a la que consideraba una Reina joven y virtuosa. A pesar de todas estas riquezas, Catalina encontró que su matrimonio no le satisfacía. Le desagradaba el cuerpo de su esposo y buscaba entretenimientos amorosos en cualquier parte. Inició un romance con uno de los cortesanos favoritos del Rey, Thomas Culpeper. Mientras su relación con Culpeper avanzaba, antiguos huéspedes de la casa de su abuela contactaron con Catalina. Para conseguir su silencio, contrató a algunos de ellos. Sus antiguos amantes Henry Mannox y Francis Dereham estaban entre ellos. En 1541 aumentaron los rumores sobre la conducta de la Reina. Uno de los antiguos compañeros de Catalina reveló la relación que la Reina había mantenido con Francis Dereham. En un principio, el Rey no quiso creerlo hasta que las evidencias fueron demasiado claras para negar el hecho. Catalina fue puesta bajo vigilancia en sus aposentos, acompañada tan sólo de una de sus damas de compañía. Fue interrogada por los consejeros del Rey en numerosas ocasiones. Se habló de divorcio y de exiliar a Catalina, hasta que se descubrió una carta de amor que le había escrito a Culpeper. Fue acusada de adulterio que, en el caso de la Reina, significaba traición. La Reina fue encerrada en la abadía de Middlesex en invierno de 1541. Thomas Culpeper y Francis Dereham fueron ejecutados el 08 de diciembre de 1541. La viuda de su primo, Lady Jane Rochford, cuñada de la Reina Ana Bolena, fue ejecutada por haber sido auspiciadora de las relaciones de Catalina Howard con Thomas Culpeper. El caso de la Reina llegó al parlamento en enero. Fue llevada a la Torre de Londres el 10 de febrero de 1542. La noche anterior a su ejecución, Catalina pasó horas practicando como colocar su cabeza sobre el cadalso. Fue ejecutada el 13 de febrero de 1542. Llegó al cadalso con dignidad, aunque se la veía pálida y aterrorizada. Antes de morir, pidió perdón a su familia y rezó por la salvación de su alma. Su muerte fue rápida. Catalina fue sepultada en la capilla de San Pedro-ad-Vincula, junto a su prima Ana Bolena.