domingo, 22 de abril de 2012

PRINCIPE MIGUEL DE BRAGANZA. DUQUE DE VISEU.

Miguel de Braganza. Nació el 22 de septiembre de 1878 en Reichenau an der Rax, Austria-Hungría. Hijo mayor y heredero del pretendiente miguelista al trono portugués, Miguel, Duque de Braganza y de la Princesa Isabel de Thurn y Taxis. Su Padre era el jefe de la rama no reinante de la Casa Real portuguesa que había sido exiliada de Portugal. El exilio fue el resultado de la ley portuguesa de expulsión de 1834 y la constitución de 1838 que se produjo debido a que en 1828 su abuelo Miguel I usurpó el trono de Portugal de su sobrina, la Reina María II de Portugal. Su abuelo reinó como rey hasta 1834, cuando Maria II fue restaurada. Al igual que su padre, Miguel inició su carrera en el ejército y sirvió en un regimiento de caballería sajona. El 16 de septiembre de 1900 Miguel viajaba de regreso a la ciudad en un Phaeton, luego de haber asistido a una cena en una casa de campo, cuando tuvo un accidente junto al Príncipe Alberto de Sajonia. La colisión fue tan grande que el coche del Príncipe Alberto volcó en una zanja, como resultado Alberto murió pocas horas después. Debido a que no se pudo determinar si se trataba de un accidente o un hecho intencional Miguel evitó una corte marcial, pero se vio obligado a renunciar a su cargo en el Ejército y salir del país. Un año más tarde causó más controversia cuando se descubrió que mientras el Rey Carlos I de Portugal estuvo de visita en el Reino Unido, Miguel había ingresado a Portugal con el objetivo de ayudar a un levantamiento contra el Rey. Luego de esto se convirtió en un paria social. El 09 de julio de 1909 en Londres, Reino Unido, Miguel se comprometió con la heredera americana, Anita Stewart. Anita era hija de William Rhinelander Stewart y Annie Armstrong. Miguel y Anita Stewart se casaron en el castillo Tulloch, cerca de Dingwall, Escocia, el 15 de septiembre de 1909. Esta fue la primera boda real en Escocia desde los tiempos de los Estuardo. Poco antes de la boda, Stewart fue creada Princesa de Braganza por el Emperador austriaco Francisco José I. Tras su matrimonio, Miguel pudo mantener su lugar en la línea de sucesión al trono ya que los matrimonios morganáticos no estaban excluidos en la legislación portuguesa. De dicho matrimonio nacieron tres hijos: Nadejda de Braganza, casada con Wlodzimierz Dorozynski y posteriormente con Millet René; Juan de Braganza, casado con Winifred Dodge Seyburn, y posteriormente con Katherine Rey; y Miguel de Braganza, casado con Anne Hughson. Los niños fueron creados Príncipe y Princesa hasta 1920 cuando el matrimonio del Príncipe de Miguel fue declarado no dinástico. A Miguel se le concedió el título de Duque de Viseu por su padre, aunque el actual Rey portugués Manuel II no reconoció dicha situación. En 1911-1912 Miguel participó en los levantamientos monárquicos en Portugal, liderado por Enrique de Paiva Couceiro Mitchell, en un intento fallido de derrocar a la Primera República Portuguesa. También fue activo en la recaudación de dinero para financiar las rebeliones. Miguel más tarde encontró trabajo en Londres, donde fue contratado como empleado de un agente de bolsa. Luego de ser inicialmente forzado a dimitir del Ejército, volvió a servir en el ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial, alcanzando el grado de Capitán. Tras la guerra, el 21 de julio de 1920, Miguel renunció para sí y sus descendientes, a sus derechos de sucesión al trono portugués. Su padre también renunció a sus derechos, diez días después, a favor de su hijo, Duarte Nuno. El Príncipe Miguel más tarde se trasladó a Nueva York donde vendía seguros de vida. Allí murió el 21 de febrero de 1923, a los 44 años de edad, a causa de la neumonía.