lunes, 23 de abril de 2012

PRÍNCIPE FRANCISCO JOSÉ DE BRAGANZA.

Príncipe Francisco José de Braganza. Nació el 07 de septiembre de 1879 en Merán, Austria (actual Italia). Hijo del pretendiente miguelista al trono portugués, Miguel, Duque de Braganza, y de su primera esposa, la Princesa Isabel de Thurn y Taxis. Su padre fue el jefe de la rama no reinante de la Casa Real portuguesa que había sido exiliada de Portugal. El exilio fue el resultado de la ley portuguesa de expulsión de 1834 y la constitución de 1838 que se produjo debido a que su abuelo, Miguel I de Portugal, en 1828 usurpó el trono de Portugal, perteneciente a la Reina María II. Su abuelo reinó como Rey hasta 1834, cuando Maria II fue restaurada. Los portugueses, que reconocían al padre de Francisco José como Rey legítimo de Portugal, reconocieron a Francisco José como Infante de Portugal. Al igual que su padre, Francisco José inició su carrera en el ejército austro-húngaro. En octubre de 1900, fue castigado por su padrino, el Emperador Francisco José I de Austria, luego de que desobedeciera las órdenes de un viejo Coronel del regimiento de Húsares, quien se quejó del incumplimiento de los reglamentos del Ejército. Como resultado, fue apartado de los Húsares y trasladado a un regimiento de dragones y enviado a realizar tareas de vigilancia en las aldeas pobres a lo largo de la frontera austro-rusa. En agosto de 1902 Francisco José estaba en Londres para asistir a la coronación del Rey Eduardo VII del Reino Unido. El 11 de septiembre fue acusado formalmente en el Tribunal Penal Central por un cargo donde se lo acusaba de cometer un acto de grave indecencia contra un niño de quince años de edad. Un hombre de 24 años y un joven de diecisiete, también fueron acusados de cómplices. Un testigo afirmó que había hecho un agujero en una puerta de la habitación y que a través del mismo vio a Francisco José y al niño de quince años teniendo relaciones sexuales. El testimonio fue desmentido por las pericias policiales. El jurado declaró no culpable a Francisco José. Como resultado del escándalo, Francisco José se vio obligado a renunciar a su comisión como Teniente en el 7mo Regimiento de Húsares del Ejército austro-húngaro. Los tribunales austriacos redujeron su estatus legal, privándole de sus derechos cívicos y colocaron la administración de sus bienes en manos de un administrador, su cuñado, el Príncipe Carlos Luis de Thurn y Taxis. En noviembre de 1909 Francisco José fue estafado por un valor de £ 325.000, luego de comprar lo que creía eran valiosas esmeraldas y participaciones en una empresa minera de Inglaterra. El impostor conoció a Francisco José en París en abril de 1909 y un mes más tarde viajó a Viena, donde logró convencer a Francisco José de sus credenciales como un financiero astuto. Como las esmeraldas y las acciones resultaron ser falsas, Francisco José decidió procesar penalmente al impostor a través de la embajada de Austria en Londres. La mayoría de su dinero fue recuperado. En 1911-1912 Francisco José participó en los levantamientos monárquicos en el norte de Portugal, liderado por Enrique de Paiva Couceiro Mitchell, en un intento fallido de derrocar a la Primera República Portuguesa. Luego de que su padre y su hermano mayor renunciaron a sus derechos al trono de Portugal, y en un intento de unir el apoyo monárquico detrás del depuesto Rey Manuel II, el Príncipe Francisco José fue aclamado como líder de la causa realista por un importante número de monárquicos y se lo vio como un rival para el depuesto Rey en caso de una restauración. Durante la Primera Guerra Mundial Francisco José luchó en el ejército austro-húngaro y fue capturado. Posteriormente fue encarcelado en la isla de Ischia, cerca de Nápoles, donde murió de insuficiencia cardíaca el 15 de junio de 1919, a los 39 años de edad.