lunes, 30 de abril de 2012

JANE SEYMOUR. REINA CONSORTE DE INGLATERRA.

Jane Seymour. Nació en 1508 en Wulfhall, Savernake Forest, Wiltshire. Hija de Sir John Seymour y Margery Wentworth. No recibió una educación de tan alto nivel como las anteriores esposas del Rey, Catalina de Aragón y Ana Bolena. Sabía leer y escribir un poco, pero era mucho mejor en la costura y la administración del hogar, que se consideraban mucho más necesario para las mujeres. En 1532 se convirtió en dama de honor de la Reina Catalina, pero Jane pudo haber servido a Catalina ya en 1527, y posteriormente pasó a servir a la Reina Ana Bolena. Jane tenía una cara aniñada, así como una personalidad modesta. De acuerdo con el Embajador Imperial Eustace Chapuys, Jane era de mediana estatura y muy pálida. También comentó que no era de mucha belleza. Sin embargo, John Russell declaró que Jane era "la más hermosa de todas las esposas del Rey." Enrique VIII se casó con Jane en el Palacio de Whitehall, Whitehall, Londres, el 30 de mayo de 1536, apenas once días después de la ejecución de Ana Bolena. Ella fue proclamada públicamente como Reina Consorte el 04 de junio. Nunca fue coronada, debido a una plaga en Londres, donde la coronación se llevaría a cabo. Además, Enrique pudo haber sido reacio coronar a Jane antes de que ella cumpliera con su deber como Reina consorte y darle un hijo y Heredero varón. Como Reina, Jane Seymour se decía que era estricta y formal. Jane logró formar una relación muy estrecha con María Tudor, hija de Catalina de Aragón. Los espectáculos fastuosos, la alegría y la extravagancia de la casa de la Reina, que habían alcanzado su punto máximo durante el tiempo de Ana Bolena, fueron sustituidos por una aplicación estricta de decoro. Políticamente, Jane parece haber sido conservadora. Jane puso gran esfuerzo en restaurar a la primera hija de Enrique, la princesa María, en la corte. Si bien no logró restaurar a María en la línea de sucesión al trono, si pudo acercar a padre e hija. Sólo la sexta y última esposa de Enrique VIII, la Reina Catalina Parr, logró la restauración de María e Isabel en la sucesión. A principios de 1537, Jane se quedó embarazada. Durante su embarazo, desarrolló un deseo por la codorniz, que Enrique ordenó traer desde Calais y Flandes. Dio a luz al codiciado Heredero varón, el futuro Rey Eduardo VI de Inglaterra el 12 de octubre de 1537 en Hampton Court Palace. Luego del bautizo, se hizo evidente que Jane Seymour estaba gravemente enferma. El parto de Jane había sido difícil, duró dos noches y tres días, probablemente porque el bebé no estaba en buenas condiciones. La muerte de Jane Seymour pudo haber sido debido a una infección de la placenta retenida. Aunque también pudo deberse a la fiebre puerperal, debido a una infección bacteriana contraída durante el nacimiento o el desgarro en el perineo que se infectó. Jane Seymour murió el 24 de octubre de 1537 en Palacio de Hampton Court en Kingston upon Thames, a los 28/29 años de edad. Ella fue la única de las esposas de Enrique en recibir un funeral de Reina y la única en ser sepultada junto a su esposo en la capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor, ya que fue la única en haberle dado un heredero varón. Tras su muerte, el Rey se vistió de negro durante los próximos tres meses y no volvió a casarse hasta tres años después. Fue la esposa favorita de Enrique VIII.