martes, 3 de enero de 2012

PRINCESA LUISA I DE MONACO.

Luisa Grimaldi. Nació el 10 de octubre de 1697 en el Palacio del Príncipe de Mónaco. Única mujer en gobernar Mónaco. Hija del Príncipe Antonio I de Mónaco y de la Princesa María de Lorena. Su padre decidió, con el permiso del Rey Luis XIV de Francia, que su yerno adoptara el apellido Grimaldi de Mónaco y gobernara conjuntamente con su hija. El 20 de octubre de 1715, a la edad de dieciocho años, Luisa se casó con Jacques François Goyon de Matignon, hijo de Jacques Goyon de Matignon y de Carlota de Goyon de Matignon. Su candidatura fue apoyada por el Rey Luis XIV, quien quería consolidar la influencia francesa en Mónaco. De dicho matrimonio nacieron nueve hijos: Antonie Charles Marie, Marqués des Baux y Conde de Matignon; Charlotte Thérèse Nathalie, monja en el convento de la Visitación en París; Honorato III de Mónaco; Charles Marie Auguste, Conde de Carladès y Matignon; Jacques; Louise Françoise, Señorita des Baux; François Charles, Conde de Thorigny; Charles Maurice, Conde de Valentinois, casado con María de Rouvrois; y Marie Françoise Therese, Señorita d'Estouteville. El matrimonio nunca fue feliz, además su marido prefería quedarse en Versalles en lugar de Mónaco, donde tuvo varias amantes. Tras la muerte de su padre, Luisa viajó de París a Mónaco el 04 de abril de 1731, siendo recibida con entusiasmo por parte de la población. Cuando Jacques se unió a ella poco después, la recepción fue mucho más fría. El 29 de diciembre de 1731, Luisa murió de viruela, a los 34 años de edad. Su marido descuidó los asuntos de Mónaco y tuvo que abandonar el país en mayo de 1732, abdicando a favor de su hijo Honorato. Luisa fue sepultada en la Catedral de San Nicolás en Mónaco, lugar de entierro tradicional de los Grimaldi. Su marido permaneció viudo, a pesar de una rica dote que le ofreció la Duquesa de Maine para que se casara con su poca atractiva hija, la Señorita du Maine, nieta de Luis XIV y de Madame de Montespan.