jueves, 15 de diciembre de 2011

PRÍNCIPE FEDERICO CRISTIAN DE SCHAUMBURG-LIPPE.

Federico de Lippe. Nació el 05 de junio de 1906 en Bückeburg, Schaumburg-Lippe. Hijo de Jorge, Príncipe de Schaumburg-Lippe, y de la Princesa María Ana de Sajonia-Altenburg. Durante la revolución alemana de 1918-19, el hermano de Federico, Adolfo II fue el último Príncipe alemán obligado a abdicar. Como las riquezas e ingresos de la familia históricamente vinieron de la tierra e las inversiones en Europa del Este, la familia Schaumburg-Lippe quedó económicamente mucho mejor que otras familias reales, incluso se les permitió mantener su residencia en el castillo de Bückeburg. Descontento y desilusionado con el Emperador alemán Guillermo II, quien había renunciado y huido al finalizar la Primera Guerra Mundial, Federico se volvió hacia el partido nazi como una solución para los males del país. Como partidario ferviente del Partido, trabajó vigorosamente para obtener el apoyo a un futuro regreso de la familia al trono, llegando a ser consejero privado y ayudante del ministro de propaganda Joseph Goebbels. Adolfo Hitler permitía estos miembros de alto rango de la sociedad en sus filas por razones propagandísticas. Federico se casó con la Condesa Alexandra Hedwig zu Castell-Rüdenhausen, el 25 de septiembre de 1927. De dicho matrimonio nacieron tres hijos: la Princesa María Isabel de Schaumburg-Lippe; el Príncipe Albrecht-Wolfgang de Schaumburg-Lippe; y la Princesa Cristina de Schaumburg-Lippe. En mayo de 1933, el Príncipe organizó la participación del Ministro en la quema de libros de la Universidad de Berlín. Durante la Segunda Guerra Mundial, Hitler, a medida que su ejército iba perdiendo batallas, comenzó a sospechar de cada vez más de los miembros de alto rango, entre ellos los pertenecientes a la realeza, cuestionando su lealtad. En 1943 ordenó secretamente eliminar a todos los miembros de la nobleza del ejército. Goebbels intentó proteger a Federico de estas nuevas órdenes, tratando de obtener un permiso especial. Hitler accedió al declarar que su decreto no era aplicable al Príncipe. A pesar de que era de una de las más ricas familias de la nobleza de Alemania y residía en una villa cerca de Bonn, con varios sirvientes, Federico se asoció con el ala izquierda del partido nazi, haciendo hincapié en los elementos socialistas en sus discursos y escritos. Cuando Alemania tomó el control de Islandia, los simpatizantes nazis del país, visitaron a Federico en 1939, pidiéndole que se convirtiera en el Rey de Islandia. De esta forma esperaban lograr la independencia de Dinamarca. Federico tomó el asunto como una posibilidad real, trayendo la atención de Joseph Goebbels. Sin embargo el asunto no siguió su curso. En 1947, cuatro Príncipes alemanes: el Príncipe Federico de Schaumburg-Lippe, el Príncipe Augusto Guillermo de Prusia, el Príncipe Felipe de Hesse, y el Príncipe Heredero Ernesto de Lippe, fueron puestos bajo arresto en la cárcel por crímenes de guerra en Nuremberg con el fin de comparecer como testigos. Federico tuvo una firme adhesión a la ideología nazi, incluso luego de que el régimen alemán cayó en 1945. Al igual que su prima lejana y compañera del partido nazi, la Princesa María Adelaida de Lippe-Biesterfeld, Federico fue muy franco en su defensa del Tercer Reich y escribió numerosos libros y artículos sobre el tema. Alexandra falleció el 09 de septiembre de 1961. Un año más tarde, el 15 de octubre de 1962, Federico se casó con la Princesa María Luisa de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg, hija del Príncipe Alberto de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg, y de la Condesa Ortrud de Ysenburg und Büdingenera. De dicho matrimonio no nacieron hijos. María Luisa murió el 29 de diciembre de 1969. Federico se casó por tercera vez con Elena Mayr, el 06 de marzo de 1971. El Príncipe Federico de Schaumburg-Lippe muriño el 20 de septiembre de 1983 en Wasserburg, Alemania, a los 77 años de edad.