lunes, 7 de noviembre de 2011

PRINCESA MARIA DE LAS MERCEDES DE LAS DOS SICILIAS. CONDESA CONSORTE DE BARCELONA.

María Mercedes de Borbón-Dos Sicilias y Orleans. Nació el 23 de diciembre de 1910 en Madrid, España. Hija del Príncipe Carlos de Borbón Dos Sicilias, Infante de España, y de la Princesa Luisa de Orleans. Su familia se trasladó a Sevilla, España, cuando su padre se convirtió en el Capitán General de la provincia. A su llegada, se matriculó junto con sus hermanas en régimen de internado en el colegio que las Madres Irlandesas poseen en Castilleja de la Cuesta, donde prosiguió sus estudios bajo la tutela de Isabel Alfonsa por ser la hermana mayor. En época de vacaciones y durante algunos años su madre las enviaba a Francia para perfeccionar el idioma. Cuando la Segunda República española los obligó a exiliarse, vivió primeramente en Cannes, Francia, y posteriormente en París, donde estudió arte en el Louvre. El 14 de enero de 1935, asistió a la boda, en Roma, de la Infanta Beatriz de España, hija del Rey Alfonso XIII de España. Allí conoció a su primo y futuro esposo, el hermano de la novia, el Infante Juan, Conde de Barcelona, cuarto hijo y Heredero designado del Rey Alfonso XIII de España y de Victoria Eugenia de Battenberg. La pareja se casó en Roma, Italia, el 12 de octubre de 1935. Cuando su marido obtuvo el título real de Conde de Barcelona en 1942, María se convirtió en Condesa de Barcelona. De dicho matrimonio nacieron cuatro hijos: la Infanta Pilar, Duquesa de Badajoz: el Rey Juan Carlos I de Borbón; la Infanta Margarita, Duquesa de Soria, Duquesa de Hernani; y el Infante Alfonso de España. La familia vivió en Cannes y Roma, y, tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial, se trasladaron a Lausana, Suiza, a la residencia de la Reina Victoria Eugenia, madre del Infante Juan. Finalizada la guerra se trasladaron a Estoril, Portugal, donde residieron hasta su regreso a España. Durante su exilio María Mercedes visitó España en algunas ocasiones: en 1949, para acudir al entierro de su padre en Sevilla, en 1964 para asistir al bautizo su nieta la Infanta Elena y en 1969 acudió al de su nieto Felipe de Borbón, actual Príncipe de Asturias. En 1976, un año después de restaurada la monarquía en España en la persona de su hijo, Juan Carlos, María Mercedes regresó a España. Desde entonces medió entre su hijo y su marido, distanciados desde que Juan Carlos fuera designado Heredero por Franco. En 1977, Juan renunció a sus derechos a favor de su hijo, quien le permitió retener el título de Conde de Barcelona. La Condesa se fracturó la cadera en 1982 y el fémur izquierdo en 1985, que la obligó a usar una silla de ruedas por el resto de su vida. El 12 de octubre de 1985, los Condes de Barcelona, celebraron sus cincuenta años de matrimonio rodeados de todos sus hijos y nietos. Su esposo murió el 01 de abril de 1993, como consecuencia de un cáncer de laringe. María Mercedes era una ferviente fan de las corridas de toros y, de la cultura, pintura y música andaluza. En 1995, su nieta, la Infanta Elena se casó en Sevilla, en parte, por el amor que la Condesa sentía por dicha ciudad. Era Dama de la Orden Real de la Reina María Luisa, condecoración recibida el 04 de marzo de 1929. Desde su regreso a España, vivió siempre en la urbanización Puerta de Hierro, Madrid, en un chalet llamado "Villa Giralda", como en el que vivió en Estoril. La Princesa María Mercedes de las Dos Sicilias, Condesa consorte de Barcelona, murió de un ataque al corazón en la residencia real de La Mareta, Lanzarote, donde la familia real iba a celebrar el Año Nuevo, el 02 de enero de 2000, a los 89 años de edad. Su cuerpo fue sepultado en la Cripta Real del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, cerca de Madrid.