sábado, 12 de noviembre de 2011

INFANTA ELENA DE ESPAÑA. DUQUESA DE LUGO.

Elena de Borbón y Grecia. Nació el 20 de diciembre de 1963 en Madrid, España. Hija primogénita del Rey Juan Carlos I de España y de la Princesa Sofía de Grecia. Tiene los títulos de Infanta de España y desde 1995, Duquesa de Lugo. Ocupa el cuarto lugar en la línea de sucesión a la Corona de España, tras su hermano Felipe de Borbón, Príncipe de Asturias, y sus sobrinas, la Infanta Leonor y la Infanta Sofía, respectivamente. Cursó sus estudios en el Colegio de Santa María del Camino y, a continuación, los de Magisterio en la Escuela Universitaria ESCUNI de Madrid, y se diplomó en 1986 como profesora de Educación General Básica, en la especialidad de Filología Inglesa. Tras trabajar como profesora de inglés en el Colegio Santa María del Camino y efectuar un curso especializado de Sociología y Educación en la Universidad de Exeter (Reino Unido), completó sus estudios en la Universidad Pontificia Comillas, de Madrid, donde obtuvo la licenciatura en Ciencias de la Educación en junio de 1993. Además de inglés y español, la Infanta también habla francés. El 18 de marzo de 1995 se celebró en el Altar Mayor de la Catedral de Sevilla su enlace matrimonial con Jaime de Marichalar y Sáenz de Tejada, hijo de los Condes de Ripalda. El Rey le concedió el título de Duquesa de Lugo. De dicho matrimonio nacieron dos hijos: Felipe Juan Froilán de Marichalar y Borbón, Grande de España; y Victoria de Marichalar y Borbón, Grande de España. El martes 13 de noviembre de 2007, la Casa Real anunció el "cese temporal de su convivencia matrimonial" con el Duque de Lugo, afirmando que ello no significaba la separación definitiva. Mientras dure la situación actual Jaime de Marichalar podrá seguir utilizando el título de Duque de Lugo en su condición de consorte. Tras 13 años de matrimonio, la Infanta Elena se trasladó a otro domicilio en una urbanización cercana al antiguo domicilio de la pareja. Algunas informaciones al respecto fueron motivo de polémica mediática, como los presuntos problemas surgidos en relación a los hijos menores y en mayor medida el hecho de que según la revista "Época", por parte de la Infanta se alegaba contra su marido "consumo ocasional de cocaína" para justificar la solicitud de nulidad canónica. En el mes de noviembre de 2009, diversos medios de comunicación españoles afirmaron que podría anunciarse de forma inminente el divorcio de la Infanta y Jaime de Marichalar. El 25 de noviembre de 2009 los abogados de ambas partes confirmaron en una nota de prensa que los Duques de Lugo habían iniciado los trámites de "mutuo y común acuerdo" con la firma de un convenio regulador. Aunque en este comunicado no se hace mención a una solicitud de la nulidad eclesiástica del matrimonio, en la prensa se publicó que ya se podían haber iniciado los primeros pasos para obtenerla. El 15 de diciembre de 2009 Jaime de Marichalar y la Infanta firmaron la ratificación del convenio de su divorcio ante un juez en el Juzgado de Familia número 22 de Madrid. A los Duques de Lugo se les concedió el privilegio de acceder a la sede judicial por unas dependencias no abiertas al público para evitar ser vistos. Pocos días después, con la firma de la sentencia por parte del juez, se produjo el divorcio. El día 21 de enero de 2010 fue inscrito, en el Registro Civil de la Familia Real, el acuerdo de divorcio con Jaime de Marichalar, quedando divorciada legalmente desde ese día, aunque no fue dado a conocer por la Casa Real hasta el día 9 de febrero de 2010. La Infanta Elena compró el 10 de diciembre de 2007 "Global Cinoscéfalos", una sociedad limitada con un capital de 3600 € cuyo objeto social era el asesoramiento en materia económica contable y financiera. Aquella empresa nunca tuvo actividad ante las críticas recibidas. En julio de 2008, la Casa de Su Majestad el Rey anunció el contrato de la Infanta Elena por parte de la Fundación MAPFRE, en la que dirige el área de Acción Social, una de las cinco áreas de la Fundación que preside José Manuel Martínez Martínez. En el año 2008 se conoció que percibía una remuneración de 200 000 € anuales por parte de dicha fundación. La Infanta reside en un piso de 468 m² del barrio del Niño Jesús en Madrid, valorado en casi dos millones de euros. Asimismo continúa desempeñando su trabajo como profesora de inglés en el colegio San Patricio, del cual es copropietaria.