domingo, 11 de septiembre de 2011

PRINCESA LUISA DE DINAMARCA. LANDGRAVINA CONSORTE DE HESSE.

Luisa de Oldenburg. Nació el 20 de enero de 1750 en el castillo de Christiansborg, Dinamarca. Hija del Rey Federico V de Dinamarca y de la Princesa Luisa de Gran Bretaña. La Princesa se casó con el Landgrave Carlos de Hesse-Kassel el 30 de agosto de 1766 en Castillo Christiansborg, en Copenhague, con el consentimiento de su hermano el Rey Christian VII. Carlos era hijo de Federico II, Landgrave de Hesse-Kassel, y de la Princesa María de Gran Bretaña. La amistad con el Rey de Dinamarca duró poco, por lo que la pareja se trasladó a Hanau, en la primavera de 1767. De dicho matrimonio nacieron seis hijos: María Sofía, casada con el Rey Federico VI de Dinamarca; Guillermo, Príncipe de Hesse; Príncipe Federico de Hesse; Juliana, Princesa de Hesse, Abadesa protestante de Itzehoe; el Príncipe Cristian de Hesse; y la Princesa Luisa Carolina de Hesse, casada con Guillermo, Duque de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg. Tras el nacimiento de su segundo hijo, la familia se trasladó al castillo de Gottorp, luego de que Carlos fuer nombrado Gobernador de Schleswig-Holstein. En 1770, el Rey Cristian VII dio a su hermana una parroquia y tierras en Güby, Schleswig-Holstein, rebautizada Louisenlund en su honor. Tras la ejecución de Johann Friedrich Struensee el 28 de abril de 1772, su marido recobró el favor del Rey, siendo nombrado Gobernador de Noruega en septiembre de 1772. Fueron muy bien recibidos en Cristiania. Luego de los cambios radicales en la corte, Carlos forjó una estrecha amistad con el Príncipe Heredero Federico, quien se casaría con su hija, la Princesa María Sofía. Su marido continuó como Gobernador de Noruega y de Schleswig-Holstein toda su vida. Luisa murió en el Castillo de Gottorp 12 de enero de 1831, a los 80 años de edad. Su cuerpo fue sepultado en la catedral de Schleswig.