miércoles, 28 de septiembre de 2011

PRINCESA INGRID DE SUECIA. REINA CONSORTE DE DINAMARCA.

Ingrid Bernadotte. Nació el 28 de marzo de 1910 en Estocolmo, Suecia. Hija del Rey Gustavo VI Adolfo de Suecia y de la Princesa Margarita de Connaught. Su madre murió en 1920 durante el parto de su sexto hijo. En 1928, Ingrid se reunió con el Príncipe de Gales, siendo vista por algunos como una posible esposa del Heredero al trono británico, quien era su primo segundo. Su madre, Margarita de Connaught, y el padre del Príncipe de Gales, el Rey Jorge V, eran primos hermanos, y los nietos que la Reina Victoria I de Inglaterra. Sin embargo el compromiso no prosperó. Ingrid se casó con Federico, el Príncipe heredero de Dinamarca e Islandia, en Estocolmo, Suecia, el 24 de mayo de 1935. Su eposo era hijo del Rey Cristian X de Dinamarca y de la Duquesa Alejandrina de Mecklemburgo-Schwerin. La Princesa se convirtió en Reina consorte de Dinamarca tras el ascenso de su marido al trono danés el 20 de abril de 1947. La pareja tuvo tres hijas: la Princesa Margarita, futura Reina Margarita II de Dinamarca, casada con el Conde francés Enrique Laborde de Monpezat, covertido en Príncipe Enrique de Dinamarca, en 1967; la Princesa Benedicta, casada con el Príncipe Richard de Sayn-Wittgenstein-Berleburg; y la Princesa Ana María, casada con el Rey Constantino II de Grecia. Ingrid era una persona muy bien educada e interesada en los deportes, especialmente equitación, esquí y tenis. También obtuvo su licencia de conducir. Como Princesa de la Corona, fue la patrona oficial de las Girl Scouts (1936), luego de haber realizado y aprobado, las mismas pruebas que se le requería a todos los integrantes. En 1940, antes de la ocupación alemana, fue líder de la Sociedad de mujeres danesas para la guerra. Durante la ocupación, Ingrid, con su valentía e integridad personal, influenciaba las fuerzas de ocupación a favor del Reino, lo cual le ganó gran popularidad como símbolo de resistencia silencioso. Mostró su solidaridad hacia la población danesa, paseando por las calles de la capital en bicicleta o con su carrito de bebé. Otra muestra de rebeldía mostrada por la Princesa fue colocar banderas de Dinamarca, Suecia y el Reino Unido en la ventana del cuarto de niños en Amalienborg. Ya como Reina, reformó las tradiciones de la vida de la corte danesa, suprimió muchos protocolos y creó un ambiente más relajado en las recepciones oficiales. Estaba interesada en la jardinería y el arte, y renovó el Slot Gråsten de acuerdo con su propia investigación histórica sobre el aspecto original del Palacio. En 1972 murió su marido. Ese mismo año, después de haber jurado respetar la Constitución danesa, fue nombrada Regente formal y representante del Monarca, su hija Margarita, cuando ésta y su nieto estuvieran ausentes del país. Esto fue al excepcional desde la constitución de 1871, ya que hasta entonces, sólo al Príncipe Heredero se le había permitido actuar como Regente en ausencia del Monarca. Ella era patrona de una larga serie de organizaciones sociales, posición que fue dejándole a su hija Benedicta con el paso de los años. Aprendió danés rápidamente a su llegada al país. También fue una feminista, y estaba convencida de la igualdad de género. La Princesa Ingrid de Suecia, Reina consorte de Dinamarca murió el 07 de noviembre de 2000 en el Palacio de Fredensborg, Fredensborg, a los 90 años de edad. Fue sepultada junto a su marido en la catedral de Roskilde.