miércoles, 14 de septiembre de 2011

PRINCESA CAROLINA MATILDE DE GALES. REINA CONSORTE DE DINAMARCA Y NORUEGA.

Carolina Matilde de Hannover. Nació el 11 de julio de 1751 en Laicester House, Londres, Inglaterra. Hija de Federico, Príncipe de Gales y de la Princesa Augusta de Sajonia-Gotha. Su padre murió repentinamente unos tres meses antes de su nacimiento. Fue criada por su estricta madre fuera de la corte inglesa, donde su pasatiempo era la equitación. Hablaba, además de inglés, italiano, francés y alemán, y fue una consumada cantante poseedora de una hermosa voz. A la edad de quince años, Carolina Matilde, viajó a Dinamarca para casarse con su primo, el Rey Cristian VII de Dinamarca. La boda tuvo lugar el 08 de noviembre de 1766 en el palacio de Christiansborg, Copenhague. De dicho matrimonio nacieron dos hijos: Federico VI de Dinamarca y la Princesa Luisa Augusta de Dinamarca. Aunque no era realmente hermosa, la Reina era atractiva y encantadora. En la corte hizo amistad con la primera dama de honor, Luisa von Plessen, que consideraba a los amigos del Rey, como inmorales y actuaba para aislar a Carolina de su esposo. Esto no fue una tarea difícil, ya que su marido no le gustaba, y existían rumores de que era homosexual. El Rey danés fue persuadido para consumar el matrimonio por el bien de la sucesión, y luego de que nació su hijo, volvió su interés a una cortesana, Catalina Støvlet, a quien visitaba en los burdeles de Copenhague. La Reina era infeliz en su matrimonio, sintiéndose abandonada y rechazada por el Rey. Cuando Plessen fue exiliada de la corte en 1768, perdió a su confidente más cercano, dejándola aún más aislada. En mayo 1768 Cristian VII realizó una larga gira por Europa, incluyendo estancias en Altona, París y Londres. Durante su ausencia, Carolina Matilde pasó el verano en el castillo de Frederiksborg con su nuevo hijo antes de regresar a Copenhague en el otoño. El Rey trajo a su regreso a Copenhague el 12 de enero de 1769, a Johann Friedrich Struensee como médico real, que más tarde se convertiría en un ministro de la corte. Había conocido a Struensee en Altona durante el inicio de sus viajes. Struensee al parecer, podía manejar la inestabilidad del Rey, que fue un gran alivio para los consejeros reales, y el Rey desarrollado confianza en él. Struensee alentó al Rey para mejorar su relación con Carolina Matilda, y Cristian VII mostró atención a ella realizando una fiesta de cumpleaños de tres días el 22 de julio de 1769. La Reina era consciente de que Struensee estaba detrás de estas mejoras, lo que llamó su interés. Su afecto por el joven médico creció, y en enero de 1770 se le dio su propio dormitorio en el palacio real, y en la primavera de 1770 ya eran amantes. La vacunación exitosa del Príncipe de la corona en mayo aumentó aún más su influencia. Durante se año, la salud mental del Rey se deterioró y, Carolina Matilda, que hasta entonces era una desconocida en la corte, se convirtió en el centro de atención. Ganó confianza nuevamente, mostrándose en público a caballo y vestida de hombre. Apoyado en su nuevo puesto de poder informal en la corte, Struensee gobernaba por el Rey. En septiembre de 1770, el Rey convirtió a Struensee en Consejero privado, consolidando su poder por los próximos 16 meses. Struensee no respetaba las costumbres nativas danesas y noruegas. Su relación con la Reina también escandalizaba al pueblo, acostumbrado a las buenas apariencias de la casa real de Oldenburg. Su manera de demostrar abiertamente su nueva felicidad, y montar a caballo en público vestida de hombre, fue visto como sorprendente. En el cumpleaños del Rey en 1771 fundó la orden de Mathilde-Ordenen. El 17 de junio de 1771 la corte tomó como residencia de verano el palacio Hirschholm en el actual municipio de Hørsholm. Allí, vivió feliz con sus hijos y su amante. El 07 de julio de 1771, Carolina Matilde dio a luz a su segundo hijo, la Princesa Luisa Augusta, cuyo padre era casi seguro que Struensee. Esto también fue considerado un escándalo. La corte se trasladó a palacio de Frederiksborg el 19 de noviembre y luego de vuelta al castillo de Christiansborg el 08 de enero de 1772. Struensee y Carolina Matilda fueron arrestados en medio de la noche entre el 16 de enero y 17 de enero, después de un baile de máscaras en el teatro real de Christiansborg. La Reina fue llevada al castillo de Kronborg a la espera de su juicio. Se le permitió mantener a su hija con ella. Se cree que fue presionada o manipulada por el interrogador para admitir su relación amorosa. Sin embargo, al principio ella negó su relación con Struensee con la esperanza de salvarlo. El matrimonio de Carolina Matilda y Cristian fue disuelto por divorcio en abril de 1772. Tras del divorcio, Struensee y su cómplice Enevold Brandt fueron ejecutados el 28 de abril de 1772. El hermano de la Reina, Jorge III, envió a Sir Robert Murray Keith, un diplomático británico, para negociar su salida de prisión. El 28 de mayo de 1772, Carolina Matilda fue deportada a bordo de una fragata británica a Celle, con domicilio en el castillo de Celle en territorio alemán, perteneciente a la Casa de Hannover. Nunca más vio a sus hijos. En Celle, era conocida por su caridad hacia los niños pobres y huérfanos. Allí se reunió con Luisa von Plessen. Murió repentinamente de fiebre escarlatina en Celle el 10 de mayo de 1775, a los 23 años de edad. Fue sepultada en la Marien Stadtkirche St. en Celle.