sábado, 30 de julio de 2011

REY FEDERICO I DE DINAMARCA. REY DE NORUEGA.

Federico de Oldenburg. Nació el 07 de octubre de 1471 en Haderslevhus, Dinamarca. Fue el último monarca católico en reinar sobre Dinamarca, cuando los monarcas posteriores abrazado el luteranismo después de la Reforma. Hijo del Rey Cristian I de Dinamarca, Noruega y Suecia y de Dorotea de Brandeburgo. En 10 de abril de 1502 se casó con Ana de Brandenburgo, hija de John, Elector de Bradenburgo y de Margarita de Turingia. De dicho matrimonio nacieron dos hijos: Cristian, futuro Duque y Rey; y Dorotea, casado con el Duque Alberto de Prusia. Ana murió en 1514, a los 26 años de edad. Cuatro años más tarde, el 09 de octubre de 1518 en Kiel, Federico se casó con Sofía de Pomerania, hija del Duque Bogislaw "el Grande" de Pomerania. La pareja tuvo seis hijos: Hans el Viejo Duque de Schleswig-Holstein-Haderslev; Isabel, casada con el Duque Magnus III de Mecklenburg-Schwerin y con el Duque Ulrich III de Mecklenburg-Güstrow; el Duque Adolfo de Holstein-Gottorp; Ana: Dorotea, casada con el Duque Christof de Mecklemburgo-Schwerin; y el Pr’incipe Obispo Federico de Hildesheim Friedrich y Obispo de Schleswig. En 1523 su sobrino, el Rey Cristian II de Dinamarca, Noruega y Suecia, se vio obligado por los nobles a abdicar, subiendo Federico al trono danés como Federico I. Tras convertirse en Rey, continuó pasando la mayor parte de su tiempo en un castillo de Gottorp, y en la ciudad de Schleswig. En 1524 y 1525 Federico tuvo que reprimir revueltas de los campesinos de Jutlandia y Scania que exigían la restauración de Cristian II. El nuevo Rey jugó un papel fundamental en la consolidación de la fe luterana en el Reino. Su antecesor había sido totalmente intolerante con la enseñanza protestante, pero Federico entre otras cosas ordenó que luteranos y católicos compartieran las mismas iglesias. Alentó la publicación de la primera biblia en lengua danesa. A partir de 1527, Federico autorizó el cierre de los monasterios franciscanos en 28 ciudades danesas. Sin embargo, fue lo suficientemente hábil para evitar una guerra entre protestantes y católicos. En 1532 fue capturado Cristian II, quien había intentado ingresar a Noruega con el objetivo de tomar el trono de dicho país. Federico nunca fue coronado como Rey de Noruega, aunque era reconocido como tal. El Rey Federico I de Dinamarca murió el 10 de abril de 1533 en Gottorp, a la edad de 61 años, siendo sepultado en la catedral de Schleswig.