martes, 12 de julio de 2011

PRINCIPE VICTOR EMANUEL DE ITALIA. PRINCIPE DE NAPOLES.

Víctor Emanuel de Saboya. Nació el 12 de febrero de 1937 en Nápoles, Italia. Hijo de Humberto, Príncipe de Piamonte, futuro Rey Humberto II de Italia, y de la Princesa María José de Bélgica. El día del nacimiento de Víctor Emanuel, el 12 de febrero de 1937, el Virrey del África oriental italiana, Rodolfo Graziani decidió celebrar el nacimiento del Heredero entregando limosnas en el Palacio de Addis Abeba. Entre la muchedumbre se colaron dos rebeldes de Eritrea quienes lanzaron granadas de mano contra él. Un diácono fue asesinado, y el Virrey y otras personas resultaron heridos. Los italianos lanzaron una salvaje masacre en Addis Abeba, en la que cientos fueron asesinados durante la semana siguiente. Comenzó una guerra sin cuartel entre rebeldes e italianos donde muchos fueron quemados vivos, asesinados, sin distinción entre soldados y civiles. Tras el referéndum que abolió la monarquía en 1946, la familia real se exilió primeramente en Portugal. Posteriormente, la pareja real se separó, permaneciendo el Rey en Portugal, mientras que la Reina y sus hijos se establecieron en una finca de Merlinge, Suiza. Luego de un largo y conflictivo noviazgo que duró cerca de ocho años, debido al rechazo de su padre a dicha unión a causa de que era contrario a las leyes dinásticas, el Príncipe se casó con una rica heredera de galletas suizas y la mundialmente famosa esquiadora Marina Ricolfi-Doria. La ceremonia se llevó a cabo el 11 de enero de 1970 en Las Vegas, Estados Unidos (civil) y el 07 de octubre de 1971 en Teherán, Irán. De dicho matrimonio ha nacido un único hijo: Emanuel Filiberto, Príncipe de Venecia y Piamonte. Víctor Emanuel ha trabajado como banquero y vendedor de aviones. Víctor Emanuel y su familia no poseen títulos oficiales, ni derechos reales porque la Constitución de Italia, en la Disposición Transitoria XIV, establece que los títulos nobiliarios ya no son reconocidos en Italia. Sin embargo, sus títulos y honores reales todavía se utilizan como títulos de cortesía por algunos miembros de la realeza europea, y también por algunos monárquicos en Italia y en otros lugares. Víctor Emanuel frecuentemente se presenta como el Príncipe de Nápoles o Duque de Saboya y como Jefe de la Casa Real de los Saboya. Estas afirmaciones han sido negadas por los partidarios de su primo en tercer lugar, Amadeo, quinto Duque de Aosta, el otro pretendiente al trono de Italia. El Príncipe ha vivido la mayor parte de su vida en el exilio. Por medio de una ley promulgada en 1948, todos los descendientes masculinos de la Casa de los Saboya tenían prohibido ingresar al país. Las solicitudes de retorno del Víctor Emanuel presionaron al Parlamento italiano para que anulada la prohibición. En 1999, se presentó el caso en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en la que el Príncipe denunciaba que su exilio forzado violaba los derechos humanos. Con el fin de lograr el regreso a su tierra natal, renunció a cualquier derecho al trono y a las joyas de la corona de Italia. En febrero de 2002, el Príncipe y su hijo firmaron y publicaron una carta por medio de un bufete de abogados, en el que expresaban formalmente su lealtad a la Constitución de Italia. De acuerdo con las disposiciones de la Constitución italiana, en la XIV disposición transitoria (que trata sobre la abolición de los títulos de nobleza) Víctor Emanuel renunció a su título de Príncipe. El 23 de octubre de 2002, la prohibición fue derogada y se le permitió regresar al país el 10 de noviembre de 2002. El 23 de diciembre de 2002, hizo su primer viaje en más de medio siglo. En la visita de un día él, su esposa y su hijo tuvo una audiencia de 20 minutos con el Papa Juan Pablo II en el Vaticano. En 2003 realizó su primera visita a Nápoles, donde nació y desde donde se exilió la familia real en 1946. Los medios de comunicación informaron que muchos en la ciudad no estaban contentos de ver el regreso de la familia. En varias ocasiones ha sido el centro de controversias en Italia y en el extranjero debido a una serie de incidentes. En la madrugada del 17/18 de agosto de 1978, en la isla de Cavallo, en la costa sur de Córcega, Víctor Emanuel en un confuso episodio dio muerte de un disparo a un joven de 19 años, Dirk Hamer. El Príncipe admitió la responsabilidad civil por la muerte del joven. Luego de varios años de litigio fue absuelto del cargo de asesinato, y declarado culpable sólo de posesión no autorizada de arma. Recibió pena de seis meses de prisión en suspenso. El 16 de junio de 2006 fue detenido en Varenna y encarcelado en Potenza por cargos de corrupción y contratación de prostitutas para los clientes del Casino di Campione de Italia. La investigación se llevó a cabo por el magistrado italiano John Woodcock, de ascendencia británica, famoso por la detención de personalidades. Luego de varios días, Víctor Emanuel fue liberado y puesto bajo arresto domiciliario. Fue liberado de su arresto domiciliario el 20 de julio de 2006, pero tuvo que permanecer dentro de Italia. Actualmente es libre de abandonar Italia, pero aún está bajo investigación. Emanuel unilateralmente se declaró Rey de Italia el 15 de diciembre de 1969 como Víctor Emanuel IV. Para ello, sostuvo que al aceptar someterse a un referéndum sobre su lugar como Jefe de Estado, su padre había renunciado a ello. El Príncipe tomó esta medida luego de que su padre supuestamente le pidió a Amadeo, quinto Duque de Aosta, visitarlo en Portugal en calidad de Heredero. En virtud de sus poderes auto-asumidos como Rey de Italia, Víctor Emanuel confirió el título de Duquesa de Santa Ana di Valdieri a su novia, Marina Doria. El 21 de mayo de 2004, luego de una cena ofrecida por el Rey Juan Carlos I de España en la víspera de la boda de su hijo Felipe, Príncipe de Asturias, Víctor Emanuel golpeó a su primo tercero y rival Amadeo de Saboya, Duque de Aosta, en dos ocasiones en su rostro. Parte de los motivos de su comportamiento durante este incidente es el apoyo recibido al Duque Amedeo por parte de los monárquicos como legítimo Heredero al trono italiano, ya que Víctor Manuel tuvo que reconocer oficialmente la República Italiana como el verdadero gobierno del país para regresar a Italia. El 07 de julio 2006, el rival dinástico del Príncipe, El Duque Amadeo de Aosta, se declaró como Jefe de la Casa de los Saboya y como Duque de Saboya, afirmando que Víctor Emanuel había perdido sus derechos dinásticos al casarse sin el permiso del Rey Humberto II en 1971. Amedeo ha recibido el apoyo del Presidente del Consejo de los Senadores del Reino Aldo Alessandro Mola y de la hermana de Víctor Emanuel, la Princesa María Gabriela de Saboya. El Príncipe de Nápoles y su hijo han solicitado la intervención judicial para prohibir el uso a Amedeo del título de "Duque de Saboya". En 2007, Víctor Emanuel y su hijo Emanuel Filiberto pidieron formalmente al Estado de Italia una indemnización de 260 millones de euros y la restitución completa de todas las propiedades y pertenencias que habían sido confiscadas a la casa real luego de la abdicación. El pedido de indemnización se basa el daño moral sufrido durante el exilio. El gobierno de Italia ha rechazado la solicitud y, en respuesta, se indica que pueden solicitar una indemnización por agravios históricos. El Príncipe Víctor Emanuel de Saboya, de 74 años de edad, vive junto con su mujer en Ginebra, Suiza. Su hijo, Emanuel Filiberto, se ha distanciado de su padre.