domingo, 3 de julio de 2011

PRINCIPE THIBAUT DE ORLEANS. CONDE DE LA MARCA.

Thibaut de Orleans. Nació el 20 de septiembre de 1948 en Sintra, Portugal. Hijo del Príncipe Enrique de Orleans, Conde de París y pretendiente orleanista al trono de Francia bajo el nombre de Enrique VI, y de la Princesa Isabel de Orleans-Braganza. Sus padrinos son el Rey Umberto II de Italia y la Reina Amelia de Portugal. En contra del consejo de su padre, el príncipe se casó el 23 de septiembre de 1972 en Edimburgo, Escocia, con Marion Gordon-Orr, hija de James Gordon-Orr y de Mercedes Devia. De esta unión nacieron dos hijos: Roberto de Orleans, Conde de La Manca; y Luis Felipe de Orleans. Al igual que sus hermanos, estuvo profundamente marcado por su padre frío y autoritario, el Conde de París. Al crecer, el Príncipe mostró su rotunda oposición a su padre, convirtiéndose en un rebelde, participando en los acontecimientos de mayo del 68 y casarse con una plebeya siete años mayor que él. Esta ultima decisión enojó particularmente a su padre, lo que llevó a declarar que los futuros descendientes Thibaut de Orleans no formarían parte de la Dinastía de los Orleans y por tanto no tendrían derecho a reclamar el trono e Francia. Al principio el matrimonio fue feliz, ya que se habían casado por amor. Sin embargo, el Conde de París se negó a ayudarlos financieramente, por lo que ambos debieron embarcarse en diversos proyectos para solventarse económicamente. Así, la Condesa de la Marca publicó una serie de novelas históricas con gran éxito de ventas. Pero más tarde, la pareja abrió una galería de arte, que no tardó en declarar la quiebra. Además de las preocupaciones financieras, se sumó la pérdida de su segundo hijo a causa de una septicemia en 1980. Su primogénito había fallecido antes de cumplir su primer año de vida. La humillación a la que el Conde de París sometió a su hijo en el funeral de Luis Felipe no tuvo comparación, al negarse a que se sepultara a su nieto en la cripta de los Orleans, al considerar al pequeño inferior respecto del resto de la familia. Luego de este trágico suceso, las cosas fueron de mal en peor en la vida del Príncipe Thibaut. Estuvo involucrado en un intento de robo de pinturas, siendo encarcelado durante catorce meses antes de ser declarado culpable en juicio, recibiendo una condena de un año en suspenso por complicidad en el intento de robo, y por lo tanto puesto en libertad tras la audiencia, el 28 de junio de 1981. El caso causó revuelo en muchos periódicos. Poco después de su salida de la cárcel, el Conde de la Marca partió hacia República Centroafricana para organizar safaris para turistas ricos. Es en este país en que el Príncipe es hallado muerto en 23 de marzo de 1983, a los 34 años de edad. En ese momento, la prensa, dijo que había muerto de una infección generalizada o de un virus. La autopsia posterior descartó ambas causas. El comunicado oficial, que no es compatible con la autopsia, indicó que la causa fue un derrame grande del pericárdico. Marion Orleans y varios de sus hermanos y hermanas, creen que fue asesinado, pero prefirieron no investigar, probablemente para evitar otro escándalo. El misterio de la muerte del Príncipe Thibaut sigue sin resolverse. Uno de los primeros actos del nuevo Conde de París, Enrique de Orleans, fue trasladar los restos de su hermano y su sobrino a la cripta de Orleans, en la Capilla Real de Dreux.