martes, 26 de julio de 2011

PRINCESA ISABEL DE DINAMARCA. ELECTORA CONSORTE DE BRANDEBURGO.

Isabel de Oldenburg. Nació el 24 de junio de 1485. Hija del Rey Juan II de Dinamarca, Noruega y Suecia y de la Princesa Cristina de Sajonia. Desde su infancia mantuvo una estrecha relación con su hermano Cristian, futuro Rey de Dinamarca. Hablaba danés y alemán. En 1502 fue comprometida con Joaquín I Néstor, Elector de Brandenburgo. La boda se llevó a acabo en 1504. Junto con ella se llevó a cabo la boda entre su tío, el futuro Rey Federico I de Dinamarca, y su cuñada, Ana de Brandeburgo. De dicha unión nacieron cinco hijos: Joaquín II Héctor, Príncipe Elector de Brandeburgo; Ana, casada con Alberto VII, Duque de Mecklemburgo-Güstrow; Isabel, casada con Erik I de Brunswick-Kalenberg; Margarita, casada con Jorge I de Pomerania, y Johan, Margrave de Brandenburgo-Küstrin. A pareja mantuvo un matrimonio feliz durante los primeros veinte años. Su esposo fue un fuerte partidario de la ortodoxia católica romana durante la Reforma. Sin embargo, en 1523 visitó un sermón de Lutero con su hermano y su cuñada, y se convirtieron al protestantismo. En 1527, recibió la comunión protestante en público. Esto significó una ruptura pública con la Iglesia católica, y provocó un conflicto con su cónyuge. Isabel huyó a la corte de su tío, Juan, elector de Sajonia, estallando un debate público. Los Monarcas protestantes y su hermano la apoyaron. Lutero apoyó a su libertad para dejar a su cónyuge a causa de su religión, mientras Isabel declaró que volvería sólo si se le permitía conservar su fe y si su esposo renunciaba a su nueva religión y a su interés por la astrología. De lo contrario prefería la separación definitiva. Se le otorgó una residencia cerca de Wittenberg. Su esposo se negó a darle una pensión y prohibió a sus hijos visitarla. En 1532, su tío murió y su hermano fue encarcelado, por lo que Isabel perdió a sus seguidores. En 1535, su esposo murió y sus hijos le pidieron que regresara. Isabel finalmente regresó en 1545 a Brandeburgo, donde permaneció en Spandau. Isabel murió el 10 de junio de 1555, a los 69 años de edad. Escuchar