viernes, 29 de julio de 2011

PRINCESA CRISTINA DE DINAMARCA. DUQUESA CONSORTE DE MILAN. DUQUESA CONSORTE DE LORENA.

Cristina de Oldenburg. Nació en noviembre de 1521 en Nyborg, Dinamarca. Hija del Rey Cristian II de Dinamarca y Noruega y de la Archiduquesa Isabel de Austria, hermana del Emperador Carlos V de Sacro Imperio. Fue exiliada junto a su familia tras la abdicación de su padre en 1523. Se crió en los Países Bajos. En 1533, Cristina se casó por poderes con Francisco II Sforza, Duque de Milán, que murió en 1535 dejándola viuda a los trece años de edad. De dicho matrimonio no nacieron hijos. Tras la muerte de su primer marido, la Princesa se trasladó a la corte de su tía María de Hungría, Regente de los Países Bajos. Tras la muerte de Jane Seymour, tercera esposa del Rey Enrique VIII de Inglaterra en 1537, Cristina fue considerada como una posible esposa para el Rey. Cristina, de dieciséis años, no ocultó su oposición a casarse con Enrique que por aquel entonces tenía una reputación de maltrato a sus esposas en toda Europa. María de Hungría, tampoco apoyaba la idea. El Rey insistió con el matrimonio hasta enero de 1539, cuando la actitud de María lo hizo entrar en razón. En 1541 Cristina se casó con Francisco, Duque de Bar. Francisco había tenido como prometida a Ana de Cleves, que se convirtió en la cuarta esposa de Enrique VIII. De dicho matrimonio nacieron tres hijos: Carlos III, casado con Claudia de Valois; Renata, casada con Guillermo V, Duque de Baviera; y Dorotea, casada con Erik II, Duque de Calenberg. Francis sucedió a su padre como Duque de Lorena en 1544. El Duque valoraba el consejo político de su esposa. Francisco murió en 1545, dejando como Regente a Cristina de Lorena hasta la mayoría de edad de su hijo. En 1552, Francia invadió Lorena y ella se vio obligada a dimitir como Regente y dejar que su hijo fuera criado en la corte francesa como rehén. Cristina huyó a los Países Bajos. Cuando su tía murió en 1558, luchó para ser nombrada como la nueva Gobernadora Regente de los Países Bajos. Sin embargo no tuvo éxito, ya que Margarita de Parma fue nombrada Regente. Cristina regresó a Lorena. Allí se desempeñó como asesor de su hijo y actuó como Regente cuando éste estaba ausente. Al mismo tiempo, ella usaba el título de “Reina de Dinamarca, Noruega y Suecia”. En 1550 y 1560, el aventurero Wilhelm von Grumbach y sus aliados, intentaron destronar a su primo segundo el Rey Federico II de Dinamarca a favor de Cristina. Cristina también trató de casar a su hija Renata con el Rey Federico II de Dinamarca, y luego con el Rey Erik XIV de Suecia, en un intento de alianza en contra de Dinamarca durante la guerra entre Dinamarca y Suecia en 1563-1570. Todos estos esfuerzos fueron infructuosos. En 1578, se trasladó a Tortona, Italia, un feudo que heredó de su primer marido, donde permaneció hasta su muerte. Cristina murió el 10 de diciembre de 1590 en Tortona, a los 69 años de edad.