domingo, 5 de junio de 2011

PRINCIPE ANTONIO FELIPE DE ORLEANS. DUQUE DE MONTPENSIER.

Antonio Felipe de Orleans. Nació el 03 de julio de 1775, en el Palais-Royal, París, Francia. Hijo de Luis Felipe de Orleans, y de María Luisa de Borbón. Era hermano de Luis Felipe, futuro Rey de Francia, por quien sentía un profundo afecto. En 1791, Antonio Felipe se convirtió en Teniente y ayudante de campo del regimiento de su hermano, entonces Duque de Chartres y conocido como el "General Igualdad". Fue nombrado ayudante general antes de la batalla de Jemmapes, en que él y su hermano lucharon juntos. En París, durante el juicio del Rey Luis XVI de Francia, sin éxito trató de persuadir a su padre para que no votara a favor de la ejecución del Rey. Fue detenido juntocon el resto de los Borbones en abril de 1793 y encarcelado en Fort Saint-Jean en Marsella, Francia. Durante su encarcelamiento, contrajo la tuberculosis. Era padre de un hijo ilegítimo con Françoise Barbaroux llamado Jean-Antoine-Philippe Dentend, quien llegó a ser notario de La Casa de Orleans. Antonio Felipe nunca conoció a su hijo, ya que debió exiliarse a Filadelfia, donde trabajó como encargado de los negocios de la República Francesa con los Estados Unidos, por lo cual recibía una pensión anual de 15.000 francos. Partió el 05 de noviembre de 1796, acompañado por su hermano, el Conde de Beaujolais, reuniéndose en febrero de 1797 con Luis Felipe en Filadelfia. Viajaron durante dos años alrededor de Nueva Inglaterra, los Grandes Lagos y la región del Mississippi. En 1807 la tuberculosis de Antonio Felipe se agravó. Su hermano mayor, el Duque de Orleans, quería llevarlo a Devon para que el aire fresco mejorara su salud pero, a doce millas de Twickenham, tuvieron que parar en una posada en Salthill, cerca de Windsor, a causa de una crisis respiratoria. El Duque de Montpensier se negó a que le suministraran éter, momentos después exaló su último aliento. Murió el 18 de mayo de 1807 en Salthill, Inglaterra, a los 31 años de edad. Su cuerpo fue sepultado en la Abadía de Westminster, Londres, gracias a la intervención del Duque de Kent.