sábado, 18 de junio de 2011

PRINCESA ENRIQUETA DE BÉLGICA. DUQUESA CONSORTE DE VENDOME.

Enriqueta de Sajonia-Coburgo y Gotha. Nació el 30 de noviembre de 1870 en Bruselas, Bélgica. Hija del Príncipe Felipe, Conde de Flandes, y de la Princesa María de Hohenzollern-Sigmaringen. Enriqueta se casó el 12 de febrero de 1896 en Bruselas, Bélgica, con el Príncipe Emanuel de Orleans, Duque de Vendôme, hijo de Fernando Felipe María de Orleans, Duque de Alençon, y de la Duquesa Sofía de Baviera. De dicho matrimonio nacieron cuatro hijos: la Princesa María Luisa, casada con el Príncipe Felipe de Borbón-Dos Sicilias; la Princesa Sofía; la Princesa Genoveva; y el Príncipe Carlos Felipe. La Duquesa era una gran deportista, y fue considerada a menudo la más fotogénica de las princesas reales. Era una gran cazadora, por lo cual fue muy popular en los círculos deportivos belgas. En 1908, acompañó a su marido a las Montañas Rocosas de los Estados Unidos para filmar osos pardos. A menudo efectuaba visitas reales a su hermano, el Rey Alberto I de Bélgica. La pareja llevó una vida lujosa y era poseedora de muchas propiedades en Bélgica, Francia y Suiza. Sin embargo todo cambió luego de la Primera Guerra Mundial, cuando su fortuna disminuyó rápidamente y se vieron obligados a vender parte de sus propiedades. En 1914 visitó un hospital de Neuilly, Francia, donde atendían a las tropas estadounidenses. Su esposo murió inesperadamente el 01 de febrero de 1931 a causa de una insuficiencia cardíaca. La Princesa Enriqueta de Bélgica, Duquesa consorte de Vendome, murió el 28 de marzo de 1948 en Sierre, Suiza, a los 77 años de edad.