jueves, 28 de abril de 2011

PRINCESA MARIA TERESA DE FRANCIA.

María Teresa de Francia. Nació el 19 de julio de 1746 en Versalles, Francia. Hija del Delfín de Francia, Luis de Borbón, y de la Infanta María Teresa Rafaela de España. Su madre murió el 22 de julio de 1746, cuatro días después de traerla al mundo. María fue puesta al cuidado de la señora de Tallard inmediatamente después de su nacimiento. Su padre tenía sólo dieciséis años cuando quedó viudo, lo cual le produjo un profundo dolor. Un año más tarde su padre volvió a casarse. Su madrastra, la Duquesa María Josefa de Sajonia, le brindó mucho cariño, cual si fuera su propia hija. Como hija del Delfín de Francia, se le otorgó el apellido de Francia, y no de Borbón, éste último utilizado por los Príncipes de la sangre. Como nieta del Rey de Francia se le dio el tratamiento de Alteza Real. María Teresa murió a causa de las convulsiones el 27 de abril de 1748, en Versalles, antes de cumplir los dos años de edad. Fue sepultada en la basílica de Saint-Denis, necrópolis de la familia real francesa desde que el Rey Dagoberto I, quien murió en 639. Su padre se vio profundamente afectado por la muerte de María Teresa, ya que era su único vínculo con su madre fallecida.