sábado, 9 de abril de 2011

MARIA ANA DE BORBON. DUQUESA DE VALLIERE. PRINCESA CONSORTE DE CONTI.

María Ana de Borbón. Nació secretamente el 02 de octubre de 1666 en el castillo de Vincennes las afueras de París, Francia. Hija del Rey Luis XIV de Francia y de Luisa de La Vallière. Considerada la hija más hermosa del Rey, se convertiría en la hija preferida de su padre. Ella y su hermano menor, Luis de Borbón, fueron puestos bajo el cuidado de Madame Colbert, la esposa del ministro de Finanzas, Jean-Baptiste Colbert. Fueron criados lejos de las intrigas de la Corte. María Ana fue legitimada por su padre el 14 de mayo de 1667. En ese mismo acto, su madre recibió el título de Duquesa de La Vallière y de Vaujours. Durante su juventud, fue conocida como Mademoiselle de Blois. El 16 de enero de 1680, María Ana se casó con su primo, Luis Armando de Borbón, Príncipe de Conti, en la capilla del castillo de Saint-Germain-en-Laye, Francia. El matrimonio fue el primero entre un Príncipe de la sangre y una de las hijas legitimadas de Luis XIV. En 1683, perdió a su amado hermano el conde de Vermandois, desterrado de la corte tras un escándalo de índole homosexual. En 1685, su marido murió a causa de la viruela. Tras la muerte de su esposo, María fue conocida como la Princesa Douairière, y como la Gran Princesa de Conti. Nunca volvió a casarse e incluso rechazó una oferta de matrimonio del Sultán de Marruecos, Ismail Ibn Sharif. Durante los cinco años de su matrimonio con el Príncipe de Conti, un Príncipe de la sangre, fue una de las damas más importantes en la corte de su padre. Sin embargo su media hermana Luisa Francisca de Borbón, se casó con Luis de Borbón, Duque de Borbón, hijo mayor del Príncipe de Condé y heredero del título. Como la línea de Conti descendiente de la Casa de Condé, la familia Condé tomó precedencia sobre la de los Conti, y, tras su matrimonio con Luis de Borbón, Luisa Francisca tenía prioridad sobre María Ana. Esto llevó a la fricción entre ambas. Su rango en Versalles se hizo más delicado en 1692. En ese año, la hermana de Luisa Francisca, María Francisca de Borbón se casó con el Duque de Chartres, Carlos Felipe de Orleans, heredero de la Casa de Orleans. Por su rango, María Francisca tenía prioridad sobre las otras dos. En 1710, la madre de María Ana murió en París en el convento de las Carmelitas. Desde entonces la Princesa de Conti adquirió el título de Duquesa de La Vallière y heredó la cuantiosa fortuna de su madre que había acumulado durante treinta y seis años. En 1713, María Ana compró el Hôtel de Lorges en la calle de San Agustín, en París, y en 1716 el castillo de Choisy. Ambas propiedades se mantuvieron en su poder hasta su muerte. La Duquesa era conocida por su belleza, incluso cuando ya era una mujer mayor. Era muy cercana a su padre, y se llevaba muy bien con su hermano mayor, el Gran Delfín, a quien visitaba con frecuencia en su finca, el castillo de Meudon. Su muerte en 1711 la dejó muy apenada. A la muerte de Luis XIV, el 01 de septiembre de 1715, se estableció una Regencia, siendo el Duque de Orleans nombrado Regente. En 1721, María Ana se hizo responsable de la educación de la futura esposa de Luis XV, la Infanta Mariana Victoria de España, que llegó a Francia a la edad de tres años. Sin embargo, debido a la edad de la Infanta, el matrimonio no tuvo lugar y la niña fue enviada de regreso a España cuatro años más tarde, en 1725, un hecho que causó fricción entre su padre, el Rey Felipe V de España y el joven Rey Luis XV de Francia. Luego de este hecho, María Ana se retiró de la corte y pasó sus últimos años en sus fincas. María Ana de Borbón, Duquesa de La Valliere y Princesa consorte de Conti, murió de un tumor cerebral el 03 de mayo de 1739 en París, Francia. Su cuerpo fue sepultado en la capilla de Nuestra Señora en la iglesia Saint-Roch de París.