jueves, 14 de abril de 2011

PRINCIPE LUIS DE FRANCIA. GRAN DELFIN DE FRANCIA.

Luis de Francia. Nació el 01 de noviembre de 1661 en el castillo de Fontainebleau, Francia. Hijo mayor y Heredero del Rey Luis XIV de Francia y de la Infanta María Teresa de España. Tras su nacimiento se convirtió en el Gran Delfín. Recibió el tratamiento de Su Alteza Real. Una leyenda cuenta que según una profecía, a su nacimiento se le dijo que él iba a ser "hijo de un Rey, padre de un Rey, pero nunca Rey". Esto se cumplió teniendo en cuenta que fue hijo del Rey Luis XIV de Francia y el padre del Rey Felipe V de España, y nunca se pudo convertir en Rey de Francia. Cuando Luis llegó a la edad de siete años, se lo retiró de la atención de las mujeres y se colocó en la sociedad de los hombres. Carlos de Sainte-Maure, Duque de Montausier se convirtió en su educador y estuvo bajo la tutela de Jacques Bénigne Bossuet, obispo de Meaux. A pesar de muchos indicios de inteligencia, Luis era perezoso e indolente. Había heredado la docilidad de su madre y poca inteligencia. Admiraba y temía a su padre, aún cuando el Rey era muy afectuoso con él. Luis XIV se encargó de que la crianza de su hijo fuera totalmente opuesta a la suya. En lugar de una madre dedicada y un profesor afectuoso y simpático, el Delfín estuvo bajo el poder del detestable Duque de Montausier, que sin piedad aplicó los mismos métodos que habían perturbado al Rey Luis XIII. Este aprendizaje destruyeron las habilidades del joven. Sin embargo, la generosidad, afabilidad y liberalidad de Luis le dieron gran popularidad en París y con el pueblo francés en general. Fue el único de los seis hijos legítimos del Rey en superar la infancia. Antes de su compromiso, su padre había examinado a varias candidatas de la realeza europea, como Ana María de Medici y María Luisa de Orleans. Según diversas fuentes, María Luisa y Luis estaban enamorados, en gran medida a raíz de haberse crecido juntos. Sin embargo, María Luisa fue utilizada para forjar un vínculo con España, obligándola a casarse con el enfermo Rey Carlos II de España. A pesar de su amor, Luis se había comprometido con su prima segunda, la Duquesa María Ana Victoria de Baviera desde que tenía siete años de edad. María Ana Victoria era un año mayor que Luis y, al llegar a la corte francesa, fue descrita como muy atractiva y culta. Era hija de Fernando María, Elector de Baviera y de la Princesa Enriqueta Adelaida de Saboya. La pareja se casó por poderes el 28 de enero de 1680 en Munich, Baviera; y en persona el 07 de marzo de 1680 en Châlons-sur-Marne, Francia. La pareja tuvo tres hijos: Luis de Francia, Duque de Borgoña y posteriormente Delfín de Francia, casado con la Princesa María Adelaida de Saboya; Felipe de Francia, Duque de Anjou, futuro Rey Felipe V de España, casado con la Princesa María Luisa de Saboya; y Carlos de Francia, Duque de Berry, Alençon y de Angulema, Conde de Ponthieu, casado con María Luisa de Orleans. Tras la muerte de la Delfina, Luis se casó en secreto con María Teresa de Joly de Choin en 1695. Sin embargo, su nueva esposa no adquirió el título de "Delfina". Al momento del casamiento, la novia estaba embarazada. Posteriormente dio a luz a un niño que fue enviado secretamente al campo, donde murió antes de los dos años de edad, y del cual no se conoce su nombre. Luis, además, tenía dos hijas ilegítimas con Françoise Pitel: Ana Luisa de Bonbour, y Charlotte de Fleury. Con otra amante, María Ana Caumont de La Force, tuvo una hija: Luisa Emilia de Vautedard. En materia de política, si bien Luis participó en el Conseil d'en haut, no jugó un papel particularmente importante en las decisiones tomadas en el Reino. Por el contrario era muy conocido por su magnífica colección de arte en Versalles y en su residencia privada de Meudon. Vivió tranquilamente en Meudon durante el resto de su vida, rodeado de sus dos medias hermanas: María Ana de Borbón, a quien adoraba, y la Princesa de Condé, a quien también apreciaba mucho. Los tres complotaban contra el propio hijo del Delfín, Luis, y su esposa, la Princesa María Adelaida de Saboya, Duquesa de Borgoña. Durante la Guerra de la Gran Alianza, fue enviado en 1688 a luchar en Renania. Vivió la guerra de Sucesión Española muy de cerca. Por parte de su madre, Luis tenía derecho al trono español. Su tío Carlos II de España había muerto sin herederos directos. La elección de un sucesor se dividió básicamente entre los pretendientes de Francia y Austria. Con el fin de mejorar las posibilidades de una sucesión borbónica, Luis renunció a sus derechos en favor de su segundo hijo, Felipe, Duque de Anjou (posteriormente Rey Felipe V de España), que, como segundo hijo, no se esperaba que accediera al trono de Francia. Luis de Francia, Delfín y Heredero al trono murió el 11 de abril de 1711 en Meudon, Francia, a la edad de 49 años, a causa de la viruela. Su cuerpo fue sepultado en la basílica real de Saint Denis, Francia.