miércoles, 27 de abril de 2011

PRINCIPE LUIS DE FRANCIA. DELFIN DE FRANCIA.

Luis de Borbón. Nació el 04 de septiembre de 1729 en el palacio de Versalles, Francia. Hijo del Rey Luis XV de Francia y de María Leszczynska. El nacimiento de un heredero al trono había sido largamente esperado, y en todas las ciudades importantes de Francia hubo fuegos artificiales. En Roma y en otras cortes europeas también hubo celebraciones, ya que con su nacimiento, se garantizaba la sucesión francesa. Como Heredero al trono de Francia, recibió el título tradicional de Delfín de Francia. Desde temprana edad Luis tuvo un gran interés en las artes militares. Fue una amarga decepción cuando su padre no le permitió unirse a la campaña de 1744 en la Guerra de Sucesión austriaca. Cuando su padre enfermó gravemente en Metz, Luis desobedeció las órdenes y se acercó a su cama. Esta acción enfermó al joven, lo cual pudo haberle costado la vida. Su relación con su padre era buena, pero Luis se sentía mucho más cercano a sus tres hermanas mayores. En 1744 Luis XV negoció un matrimonio entre su hijo de quince años y la Infanta María Teresa Rafaela de España, de diez años, hija del Rey Felipe V de España y de Isabel de Farnesio. El contrato matrimonial se firmó 13 de diciembre de 1744, el matrimonio por poderes se llevó a cabo el 18 de diciembre de 1744 en Madrid, España, y personalmente en Versalles el 23 de febrero de 1745. La pareja sentía verdadero amor el uno por el otro. De dicho matrimonio nació una hija: la Princesa María Teresa de Francia. Tres días después de su nacimiento, María Teresa Rafaela moría, el 22 de julio de 1746, debido a que no pudo recuperarse del parto. Luis tenía sólo dieciséis años de edad. Se entristeció profundamente por la pérdida de su esposa, pero su responsabilidad de velar por la sucesión a la corona francesa lo hizo contraer matrimonio rápidamente. En 1746 Louis recibió la Orden del Toisón de Oro de su suegro, el Rey Felipe V de España. El 10 de enero de 1747 Luis se casó por poderes en Dresde, Sajonia, con la Duquesa María Josefa de Sajonia, hija de Federico Augusto II, Príncipe elector de Sajonia y Rey ​​de Polonia, y de la Archiduquesa María Josefa de Austria. Personalmente se casaron en Versalles el 09 de febrero de 1747. De dicho matrimonio nacieron ocho hijos: María Ceferina de Francia; José Luis de Francia, Duque de Borgoña; Javier de Francia, Duque de Aquitania; Luis XVI de Francia, casado con la Archiduquesa María Antonieta; Luis XVIII de Francia, casado con la Princesa María Josefina de Saboya; Carlos X de Francia, casado con la Princesa María Teresa de Saboya; María Clotilde de Francia, casada con Carlos Manuel IV de Cerdeña; y Isabel de Francia. También nacieron varios niños muertos. Luis era regordete, estudioso, culto y amante de la música. Con un agudo sentido de la moral, estaba muy comprometido con su esposa, María Josefina. Muy devoto, era un ferviente partidario de los jesuitas, al igual que su madre y hermanas. Luis, Delfín de Francia, murió de tuberculosis en Fontainebleau el 20 de diciembre de 1765 a la edad de treinta y seis años. Su hijo Luis, Duque de Berry, se convirtió en el nuevo Delfín de Francia, y posteriormente en el Rey Luis XVI de Francia. Luis fue sepultado en la catedral de Saint-Étienne, por otro lado, su corazón fue sepultado en la Basílica de Saint-Denis.