jueves, 10 de marzo de 2011

PRINCESA ELEONORA CAROLINA DE REUSS-KÖSTRITZ. REINA CONSORTE DE BULGARIA.

Eleonora Carolina de Reuss-Köstritz. Nació el 22 de agosto de 1860 en Trebschen, Alemania, actual Polonia. Hija del Príncipe Enrique IV Reuss-Köstritz y de la Princesa Luisa von Reuss zu Greiz. Tras la muerte de su primer esposo, Eleonora participó en diversas campañas del ejército ruso como enfermera de la Cruz Roja, acción por la cual recibió una condecoración. Ya viudo de su primera esposa, el Rey Fernando I de Bulgaria se dirigió a la Gran Duquesa María Pavlovna de Rusia, quien estaba de visita en Bulgaria para la inauguración del monumento al Libertador Zar, pidiéndole le recomendara una esposa. María le indicó que su prima, Eleonora, era una buena candidata. El matrimonio se llevó a cabo el 28 de febrero de 1908 en la ciudad de Coburgo, Alemania. Tras el matrimonio, Eleonora recibió el título de “Princesa de los búlgaros”. Sin embargo, unos meses más tarde, tras la independencia de Bulgaria del Imperio Otomano el 22 de septiembre de 1908, se convirtió en “Reina de los búlgaros”. El matrimonio era meramente formal y carente de amor por parte de Fernando. Un hecho puntual que no dejaba dudas en su actitud, fue durante la visita que la pareja realizó al Rey Carol I de Rumania, durante la luna de miel, donde insistió en que les dieran habitaciones separadas durante su estadía. Compasiva y solidaria, Eleonora rápidamente se ganó el amor de los hijos de Fernando y del pueblo búlgaro. La actividad principal de la Reina, como esposa del Jefe de Estado, era la caridad. Por propia iniciativa, en 1910 se creó el Fondo “Reina Eleonora”, cuyo objetivo es recaudar fondos para la construcción de edificios educativos para niños sordos y ciegos. Gracias a su intervención fue rescatada de la demolición la Iglesia de Boyana, que en 1912 demolieron para construir en su lugar un templo más grande. Durante las guerras la Reina trabajó como enfermera en el frente. Creó el sanatorio para niños tuberculosos, cerca de Varna. Por la real orden № 327 del 09 de agosto de 1912 fue nombrada jefe del 24 Regimiento de Negro, que desde entonces lleva su nombre. Luego de una larga enfermedad, Eleonora murió en el palacio Evksinograd el 12 de septiembre de 1917, a los 57 años de edad. Por su expresa petición fue sepultada en la fachada sur de la Iglesia de Boyana, que salvó de la destrucción mediante la donación de espacio para construir una nueva iglesia. El amor del pueblo búlgaro para con su Reina era infinito y lo demostraron en el funeral. Luego de la caída de la Monarquía y el establecimiento del gobierno comunista, su tumba fue saqueada y sus joyas robadas. Tras el regreso de la democracia en 1989, el nuevo gobierno volvió lápida a su lugar y restauró su tumba.