miércoles, 26 de enero de 2011

PRINCIPE LUIS FELIPE DE BELGICA.


Luis Felipe de Sajonia-Coburgo-Gotha. Nació el 24 de julio de 1833 en el palacio Laeken, Bélgica. Hijo y heredero del Rey Leopoldo I de Bélgica y de la Princesa Luisa María de Orleáns. El bebé, llamado así por su abuelo materno, el Rey Luis Felipe I de Francia, fue bautizado en el St. Michael y en la catedral de Gudula en Bruselas, Bélgica por Engelbert Sterckx, Arzobispado de Malinas-Bruselas. El Príncipe Luis Felipe murió en Laeken, el 16 de mayo de 1834, a los 9 meses de edad, a causa de una inflamación de las membranas mucosas. El pequeño ataúd de bebé, envuelto en terciopelo blanco, fue bajado a la cripta de los Duques de Brabante, en Bruselas, y posteriormente trasladado para unirse a los restos de sus padres en la cripta real de la Iglesia de Nuestra Señora de Laeken. Para el Rey, la muerte de su hijo trajo recuerdos de la muerte de su primera esposa, la Princesa Carlota Augusta de Gales, en el parto de su primer hijo.