domingo, 9 de enero de 2011

PRINCIPE HEREDERO GUILLERMO DEL IMPERIO DE ALEMANIA Y DEL REINO DE PRUSIA.


Guillermo de Hohenzollern. Nació el 06 de mayo de 1882 en el Marmorpalais de Potsdam, Alemania. Hijo mayor de Guillermo II, Emperador de Alemania y Rey de Prusia, y de la Princesa Augusta Victoria de Schleswig-Holstein. Al momento de su nacimiento era tercero en la línea al trono, detrás de su abuelo y su padre, ya que el Emperador reinante era su bisabuelo, Guillermo I de Prusia. El 06 de junio de 1905 en Berlín, Alemania, Guillermo se casó con la Duquesa Cecilia de Mecklemburgo-Schwerin, hija del Gran Duque Federico Francisco III de Mecklemburgo-Schwerin y de la Gran Duquesa Anastasia Mikhailovna de Rusia. De dicho matrimonio nacieron seis hijos: el Príncipe Guillermo de Prusia, quien murió luchando por el ejército alemán en Francia en 1940, había renunciado a la Corona y casado con Dorothea von Salviati; Luis Fernando, Príncipe de Prusia, casado con la Gran Duquesa Kira Kirillovna de Rusia; Hubertus, Príncipe de Prusia, casado con la Baronesa María von Humboldt Dachroeden y con la Princesa Magdalena de Reuss Köstritz; Federico, Príncipe de Prusia, casado con Lady Brígida Guinness; Alejandrina, Princesa de Prusia, quien tenía síndrome de Down; y Cecilia, Princesa de Prusia, casada con el arquitecto estadounidense Clyde Harris. El Príncipe era partidario del fútbol, un deporte relativamente nuevo en el país, donando una copa a la Federación Alemana de Fútbol en 1908 y desde entonces se juega la Kronprinzenpokal, la competición más antigua del fútbol alemán. El Príncipe de la Corona estaba inmerso en los círculos militaristas. Sin embargo, tenía poca experiencia de mando, cuando fue nombrado Comandante del 5 º Ejército en agosto de 1914, poco después del estallido de la Primera Guerra Mundial. En noviembre de 1914 Guillermo dio su primera entrevista a un corresponsal en el extranjero y la primera declaración a la prensa hecha por un noble alemán desde el estallido de la guerra. Él dijo en inglés: "Sin duda esta es la guerra más estúpida, sin sentido e innecesaria de los tiempos modernos. Se trata de una guerra no deseada por Alemania, le puedo asegurar, pero nos fue impuesta, y el hecho de que estábamos tan eficazmente preparados para defendernos está siendo utilizado como un argumento para convencer al mundo que deseábamos el conflicto". Dirigió el 5 º Ejército hasta noviembre de 1916, un período de dos años que incluyó la batalla de Verdún. Tras el estallido de la revolución alemana en 1918, tanto el Emperador Guillermo II como el Príncipe Heredero firmaron la abdicación. El Príncipe de la Corona se exilió en la isla de Wieringen, en los Países Bajos. En 1923, regresó a Alemania después de dar garantías de que ya no participaría en la política. Guillermo simpatizaba con la idea de postularse para Reichspräsident como candidato de la derecha frente a Paul von Hindenburg en 1932. sin embargo, su padre le prohibió continuar con esa idea. El Príncipe de la Corona apoyó a Hitler durante algún tiempo, con la esperanza de que este hombre hiciera por Alemania lo que Mussolini había hecho por Italia (poner fin a los bolcheviques e ideas marxistas). Los nazis aprovecharon su presencia para sacar provecho en varios actos simbólicos. Tras el asesinato de su amigo, el ex Canciller Kurt von Schleicher, en la Noche de los Cuchillos Largos (1934), se retiró de toda actividad política. La mayor parte de sus esfuerzos desde 1919 hasta 1934 habían estados dirigidos a regresar a los Hohenzollern al trono de Alemania, y él había asumido que Hitler le daría su apoyo. Guillermo vivió como un ciudadano más en las fincas de su familia a lo largo de la Segunda Guerra Mundial. Tras la muerte de su padre en 1941, Guillermo le sucedió como Jefe de la Casa de los Hohenzollern. El Príncipe Heredero Guillermo de Alemania murió de un ataque al corazón en Hechingen, Alemania, el 20 de julio de 1951 a los 69 años de edad. Guillermo y su esposa están sepultados en el castillo de los Hohenzollern. Cecilia se adaptó rápidamente al papel de Princesa, haciéndose popular tanto con el pueblo como dentro de Corte. Era tranquila y agradable, de natural belleza e interesada en la moda. Se convirtió en un modelo a seguir para las mujeres alemanas respecto de la moda, y también estaba interesada en las cuestiones sociales, especialmente en la educación de las mujeres. Cecilia y Guillermo se separaron a causa del adulterio cometido por su marido, y tras la abolición de la Monarquía, se separaron definitivamente. Cuando su esposo y suegros, abandonaron Alemania en 1919, prefirió quedarse en Berlín con sus hijos. A Guillermo se le permitió regresar en 1932 pero la relación ya estaba terminada, y sólo se reunían para ocasiones oficiales tales como bodas y eventos familiares similares. Cecilia estuvo activa en varias organizaciones de caridad hasta que todas las organizaciones privadas fueron adquiridas por el partido nazi en 1933. Durante 1933-1945, vivió una vida privada en Cecilienhof en Potsdam, donde organizó conciertos, varios de ellos realizados por músicos famosos. En febrero de 1945, dejó Potsdam para escapar del ejército soviético y se trasladó a Baviera. Vivió en Bad Kissingen y entre 1952 y 1954 en Stuttgart antes de su muerte acaecida el 06 de mayo de 1954 a los 67 años de edad.