jueves, 27 de enero de 2011

PRINCESA MARIA DE HOHENZOLLERN-SIGMARINGEN. PRINCESA CONSORTE DE BELGICA.


María de Hohenzollern-Sigmaringen. Nació El 17 de noviembre de 1845 en Sigmaringen, Alemania. Hija del Príncipe Carlos Antonio de Hohenzollern-Sigmaringen, Primer Ministro de Prusia y de la Princesa Josefina de Baden, y hermana del Rey Carol I de Rumania. María fue considerada como una potencial esposa para el futuro Rey Eduardo VII del Reino Unido. A pesar de que se la consideró "muy bonita" por su familia, su religión católica romana le impidió ser una consorte adecuada. Se casó el 25 de abril de 1867 en Berlín, Alemania, con el Príncipe Felipe, Conde de Flandes, hijo del Rey Leopoldo I de Bélgica y de la Princesa María Luisa de Orleans. De dicho matrimonio nacieron cinco hijos: el Príncipe Balduino, muerto a causa de la influenza a los 21 años de edad; la Princesa Enriqueta de Bélgica, casada con el Príncipe Emanuel, Duque de Vendome; la Princesa Josefina de Bélgica, muerta en la infancia; la Princesa Josefina Carolina, casaca con el Príncipe Carlos Antonio de Hohenzollern; y el Rey Alberto I de Bélgica. La Princesa María fue una artista consumada, exhibiendo sus pinturas en la Feria de Bruselas. Tenía un salón literario, que era el lugar de reunión de muchos autores. Su esposo murió en 1905. La Princesa María Luisa de Bélgica murió el 26 de noviembre de 1912 en Bruselas, Bélgica, a los 67 años de edad. Su cuerpo fue sepultado en la iglesia de Nuestra Señora de Laeken.