lunes, 10 de enero de 2011

NACIMIENTO REAL POR PARTIDA DOBLE EN DINAMARCA.


Dinastía de los Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg. La Princesa Mary "dio a luz a dos niños sanos" en el Hospital del Reino de Copenhague, Dinamarca. El niño vino al mundo "a las 10:30 horas, pesó 2,674 kilogramos y midió 47 centímetros de longitud". La niña "nació a las 10:56 horas, pesó 2,554 kilogramos y midió 46 centímetros de longitud". Con este breve comunicado, la Casa Real danesa confirma la feliz noticia que todos estaban esperando y asegura que "los tres están bien". Toda Dinamarca ha seguido el embarazo de la Princesa minuto a minuto y ha estado muy pendiente de la llegada al mundo de los mellizos que son el sexto y séptimo nietos de la Reina Margarita II de Dinamarca y del Príncipe Henrik y ocupan el cuarto y quinto puesto en la línea de sucesión al trono danés. La nota oficial también informa de que el Príncipe Federico, de 42 años, "estuvo todo el tiempo presente" durante el nacimiento que tuvo lugar en el mismo hospital donde nacieron sus otros hijos, Christian, de cinco años, e Isabella, de tres. Precisamente ha sido él el que ha realizado las primeras declaraciones ante los numerosos medios de comunicación que se han agolpado en las inmediaciones del centro hospitalario: "Fue casi irreal, uno está con el primero, la madre debe seguir trabajando y luego llega una niña. Fue maravilloso", declaró. "No podíamos ser más felices que esta vez, es un milagro por dos", añadió. Ante las preguntas de los periodistas sobre el nombre que llevarán los recién nacidos, el Príncipe Federico bromeó y aseguró que el niño iba a recibir el nombre de Elvis. "Me acabo de enterar que hoy es el cumpleaños de Elvis Presley, por eso, por el momento podríamos llamar al niño así", explicó según publican varios medios daneses. El primer miembro de la Casa Real danesa en llegar al Hospital para felicitar a los papás fue el Príncipe Henrik. El abuelo de los bebés se mostró muy feliz ante el nacimiento y reveló a la prensa que estaba deseando ver la carita de sus nuevos nietos. Horas más tarde ha acudido la Reina Margarita y atendió muy amablemente a los medios de comunicación: "No son muy grandes, pero están sanos. Tienen el pelo moreno y se parecen mucho. Somos una familia muy feliz". "Habrá que esperar hasta la fecha del bautizo para saber los nombres de los mellizos", añadió. El padre de Mary de Dinamarca, John Donaldson, también se ha acercado hasta el Hospital y ha confesado a los periodistas que lloró de emoción cuando se enteró de la feliz noticia. También aseguró que no tiene ni idea sobre los nombres que recibirán sus nuevos nietos y que no sabe si al final el Príncipe Federico llevará esta tarde a sus otros dos hijos, Christian e Isabella, a conocer a sus nuevos hermanitos. Si hace unos días éramos testigos del revuelo que se estaba formando en Dinamarca ante el ingreso en el hospital de Mary y la inminente llegada de los mellizos, ahora los Príncipes Herederos ya tienen entre sus brazos a sus pequeños que colmarán de felicidad a la familia y será los perfectos compañeros de juegos de sus hermanos mayores.