lunes, 13 de diciembre de 2010

PRINCIPE JORGE DE PRUSIA.


Jorge de Hohenzollern. Nació el 12 de febrero de 1826 en Dusseldorf, Alemania. Hijo menor del Príncipe Federico de Prusia, nieto del Rey Federico Guillermo II de Prusia; y de la Princesa Luisa Guillermina de Anhalt-Bernburg. Jorge pasó su juventud en el Rin, cerca del castillo Jägerhof, donde había sido enviado su padre. A menudo viajaba a Gran Bretaña, Francia e Italia, descubriendo el arte y la literatura. A pesar de la tradición familiar de los Hohenzollern, el Príncipe no mostró ningún interés por hacer una carrera militar, aunque se convirtió en Oficial del ejército y General de caballería. Luchó en las guerras austro-prusiana y franco-prusiana. En la década de 1850, llegó a Berlín, Prusia, donde descubrió el salón de Minna von Tresckow. Fue ella quien le animó a publicar sus obras. En 1872 publicó anónimamente su autobiografía. La Asociación de la literatura alemana se formó en 1873, y Jorge se convirtió en su protector un año más tarde. También apadrinó el Museo Histórico de la ciudad de Düsseldorf. Ese mismo año se convirtió en el presidente de la Academia de Ciencias. A su muerte, legaría su extensa biblioteca de cerca de 6.000 títulos a la Biblioteca de la Universidad de Bonn. El Príncipe era de carácter modesto, realizaba retiros y se preocupaba poco por las exigencias de la Corte. Participaba en las festividades, pero rara vez permanecía en la Corte o realizaba funciones de Estado. Se mantuvo al margen de la política, optando por dedicarse al arte y la literatura. A menudo se complacía en visitar tiendas de libros de segunda mano, tratando de descubrir tesoros literarios. El Príncipe escribió muchas de sus obras en francés, y a menudo bajo seudónimos. Antes de la guerra franco-prusiana, estuvo en permanente contacto con escritores franceses, poetas y otras figuras literarias tales como Alejandro Dumas. Luego de la guerra, y para no entrar en conflicto con su familia, dejó de viajar a París. A pesar de la distancia, hizo un esfuerzo para seguir en contacto con la literatura parisina. A mediados de la década de 1870, surgieron informes en la prensa sobre el Príncipe Jorge y la Emperatriz Eugenia, la esposa viuda del depuesto Napoleón III de Francia, cuyo destino había sido el resultado de la invasión alemana. Antes de la guerra, el Príncipe había sido un visitante frecuente y bienvenido a la corte de Napoleón, por lo que cuando Eugenia fijó su residencia en el mismo hotel en el que él residía en Carlsbad, Jorge se encontró otra vez con la oportunidad de visitarla. Sin embargo, y a pesar de lo escrito por la prensa, nunca pasó nada entre ellos. El Príncipe Jorge de Prusia murió el 02 de mayo de 1902 en Berín, Prusia, a los 76 años de edad. En ese momento, él era el miembro de mayor edad de la Casa de los Hohenzollern. Tras su muerte su cuerpo fue llevado al castillo Rheinstein, que había heredado en 1863 junto a su único hermano, el Príncipe Alejandro, siendo sepultado en la capilla del castillo.