domingo, 10 de octubre de 2010

PRINCESA SOFIA FEDERICA DE BAVIERA. ARCHIDUQUESA CONSORTE DE AUSTRIA.


Sofía Federica de Wittelsbach. Nació el 27 de enero de 1805 en Munich, Baviera. Hija del Rey Maximiliano José de Baviera y de la Princesa Carolina de Badén. Sofía era hermana gemela de María Ana, Reina consorte de Sajonia. El 04 de noviembre de 1824 en Viena, Austria, la Princesa Sofía de Baviera se casó con el Archiduque Carlos Francisco de Austria, hijo del Emperador Francisco II de Sacro Imperio y de la Princesa María Teresa de las Dos Sicilias. De dicho matrimonio nacieron 6 hijos: Francisco José, futuro Emperador de Austria; Maximiliano, Emperador de Austria; el Archiduque Carlos Luis de Austria, casado primero con la Duquesa y Princesa Margarita de Sajonia, luego con la Princesa María Anunciata de Borbón-Dos Sicilias, y finalmente con la Infanta María Teresa de Portugal; la Archiduquesa María Ana de Austria; un niño nacido muerto; y el Archiduque Luis Víctor de Austria. La ambición de Sofía por colocar a su hijo mayor en el trono de Austria fue un tema constante en la política austríaca. Sus posibilidades de triunfar eran grandes teniendo en cuenta que si cuñado, el Emperador, no tenía hijos. Durante la Revolución de 1848, ella convenció a su marido, débil mentalmente, de renunciar a sus derechos al trono en favor de su hijo Francisco José. Tras el ascenso del Emperador Francisco José I de Austria, Sofía se convirtió en el poder detrás del trono. Dentro de la cultura popular moderna, Sofía es más recordada por su muy mala relación con su nuera y sobrina, la Emperatriz Sisi, esposa de Francisco José. Sofía llevó un diario detallado la mayor parte de su vida, donde escribía mucho acerca de la vida en la corte austriaca. Sofía se vio profundamente afectada por la muerte en México de su segundo hijo, Maximiliano I de México, pérdida de la cual nunca pudo reponerse. Desde entonces se retiró de la vida pública. También se distinguió por su estrecha relación con el Emperador Napoleón II de Francia, que vivió en la corte de Austria como el Duque de Reichstadt. Había rumores de que ambos eran amantes, incluso hubo sospechas de que Maximiliano, nacido dos semanas antes de la muerte de Reichstadt en 1832, era en realidad su hijo. Estas afirmaciones no fueron confirmadas, pero lo cierto es que eran muy buenos amigos y que su muerte le afectó mucho. La Princesa Sofía Federica de Baviera, Archiduquesa consorte de Austria, murió el 28 de mayo de 1872 en Viena, Austria, a los 67 años de edad, a causa e un tumor cerebral.