domingo, 28 de febrero de 2010

PRINCIPE ALEJANDRO DE HESSE.


Alejandro Luis de Hesse-Darmstadt. Nació el 15 de julio de 1823 en Hesse, Alemania. Hijo del Gran Duque Luis II de Hesse y del Rin y de la Princesa Guillermina de Baden. Como hijo menor del Gran Duque, el Príncipe Alejandro siguió la tradición marcial de su familia, sirviendo en el ejército de Rusia, donde se convirtió en un distinguido soldado con una carrera brillante por delante. Tenía un regimiento de lanceros que llevaba su nombre y se le concedió la Cruz de San Jorge. El hecho de que su hermana María fuera la Tsarevna de Rusia, por ser la esposa del futuro Emperador Alejandro II de Rusia, no le confería ventaja en su carrera. Esta carrera prometedora, sin embargo, fue interrumpida por un escándalo. Alejandro se enamoró de la Condesa Julia von Hauke, una dama de honor a su hermana, María Alexandrovna. La condesa era una huérfana alemana nacida en el pabellón de caza polaco del Emperador, e hija del ex ministro de guerra del Zar. En ese momento, el Emperador Nicolás I estaba considerando a Alejandro como un posible marido para su sobrina, pero al enterarse del escándalo, prohibió a la pareja casarse. El Príncipe viajó a Inglaterra para analizar su futuro, pero luego regresó a Rusia y se fugó con Julia de San Petersburgo. La pareja se casó el 28 de octubre de 1851 en Breslau (Worclaw, Polonia). Posteriormente regresaron a Hesse, donde el hermano mayor de Alejandro, el Gran Duque Luis III estaba desconforme con la insuficiente posición dinástica de la mujer de su hermano. Julia fue creada Condesa de Battenberg (nombre de la pequeña ciudad de Battenberg, en el norte de Hesse), sin embargo sus hijos quedaron excluidos de la línea de sucesión y debieron usar el tratamiento de "Alteza Serenísima" y no la de "Alteza Gran Ducal". Posteriormente la Condesa fue elevada al rango de Princesa. Luego de ese otrogamiento, la pareja regresó a Darmstadt. Luego de haber renunciado a sus pretensiones dinásticas, el Príncipe Alejandro y su esposa morganática vivieron una vida tranquila. Alejandro y Julia tuvieron cinco hijos, quienes heredaron el título y apellido de su madre: María de Battenberg, Luis de Battenberg, Alejandro de Battenberg, Enrique de Battenberg y Francisco de Battenberg. Su familia vivío principalmente en el castillo de Heiligenberg, cerca de Jugenheim, en el sur de Hesse. El Príncipe Alejandro de Hesse murió el 15 de diciembre de 1888 en el castillo de Heiligenberg, a la edad de 70 años.