miércoles, 2 de diciembre de 2009

FALLECE EL PRINCIPE ALEJANDRO DE BELGICA.


Alejandro de Sajonia-Coburgo y Gotha. En la mañana del 29 de noviembre de 2009 en Bruselas, Bélgica, murió el Príncipe Alejandro de Bélgica, a causa de una embolia pulmonar aguda. Alejando era hijo del Rey Leopoldo III de Bélgica y su segunda esposa, la Princesa Lilian de Bélgica, Princesa de Reti. El Príncipe nació el 18 de julio de 1942 en el palacio real de Laeken, Bélgica. Cuando tenía 2 años de edad, la familia real al completo debió abandonar el país debido a la invasión del ejército alemán durante la segunda guerra mundial. Finalizada la guerra, la familia se trasladó a Suiza, donde vivieron hasta que el Rey fue llamado a ocupar nuevamente el trono belga, en 1951. En su juventud, Alejandro era muy tímido y ermitaño, por lo que no participaba en la vida pública, aunque aprendía sus funciones oficiales como Príncipe de Bélgica. Se graduó en la Facultad de Medicina de la Universidad Católica de Lovaina, y más tarde trabajó en comercio. El 14 de marzo de 1991 se casó con Leah Wolman. Hasta 1998, el matrimonio se mantuvo en secreto por temor a la reacción de su madre, la Princesa Lilian. Lamentablemente, los descendientes de dicho matrimonio no tienen derecho al trono, debido a que se llevó a cabo sin la autorización del entonces Rey Balduino I de Bélgica, medio-hermano de Alejandro. El príncipe y su esposa han trabajado en la “Fundación del Príncipe Alejandro de Bélgica”, que es apoyado financieramente por varias organizaciones activas en temas sociales y centros médicos para combatir el cáncer y la anorexia. Desde la infancia el Príncipe padecía de enfermedades del corazón, como su padre, el Rey Leopoldo III y su hermano el Rey Balduino I, quienes murieron de ataques al corazón. El funeral del Príncipe Alejandro será el viernes 04 de diciembre. Se espera que asista la mayoría de los miembros de la familia real belga. Fuentes del Palacio anunciaron que el Rey Alberto II, medio hermano de Alejandro, la Reina Paola, la Reina Fabiola, y los Príncipes Felipe, Matilde, Astrid, Lorenzo, Laurent y Claire estarán presentes. Los restos serán sepultados en la cripta real de la Iglesia de Nuestra Señora, cerca del palacio real de Laeken, a las afueras de Bruselas.