domingo, 9 de agosto de 2009

PRINCIPE GUSTAVO ADOLFO DE SUECIA. DUQUE DE VASTERBOTTEN.


Gustavo Adolfo Bernadotte. Nació el 20 April de 1906 en Estocolmo Suecia. Hijo mayor del futuro Rey Gustavo VI Adolfo de Suecia y de la Princesa Margarita de Connaught. Como su madre era inglesa, tanto el sueco como el inglés fueron sus primeras lenguas. Cuando Gustavo tenía catorce años, su madre falleció, y los niños quedaron bajo el cuidado de dos damas de la corte de la difunta Princesa. En 1923, su padre volvió a casarse, esta vez con Luisa Mountbatten. En 1924 Gustavo Adolfo alcanzó la mayoría de edad, y se hizo cargo por primera vez de los asuntos del gobierno cuando su abuelo el Rey Gustavo V y su padre se hallaban en el extranjero. El Príncipe estudió en un internado en Värmland entre 1918 y 1924. Posteriormente recibió una educación militar, convirtiéndose en Subteniente del regimiento de la Livgarde. En la Escuela Superior de Guerra adquiriría el grado de Capitán de caballería. Sus servicios en el ejército formarían desde entonces parte de su vida. En la Universidad de uppsala estudió ciencias políticas, derecho, alemán, francés e historia. Posteriormente continuó con sus estudios en la Escuela Superior de Economía, donde estudiaría economía y ciencias sociales. Junto con sus hermanos solía viajar regularmente al Reino Unido. En una visita a Londres en 1931 conoció a su futura esposa, la Princesa Sibylla de Sajonia coburgo y Gotha. El 19 Octubre de 1932 en Coburgo, Alemania, el Príncipe Gustavo se casó con la Princesa Sibylla de Sajonia, Coburgo y Gotha. De dicho matrimonio nacieron cinco hijos: Margarita, Brígida, Desirée, Cristina y el futuro Rey Carlos XVI Gustavo. La familia se estableció en el palacio de Haga. Gustavo se destacó en equitación, deporte en el que ganó varias competencias de renombre. Fue parte del equipo sueco de los Juegos Olímpicos de 1936, donde su caballo fue descalificado. También se destacó en esgrima, esquí y tiro. Ha sido el deportista más prominente en la historia de la realeza sueca. Le gustaba la vida al aire libre y era aficionado a la horticultura y jardinería. Gustavo Adolfo trabajó en el fortalecimiento de los lazos de amistad entre Suecia, Noruega y Dinamarca. El Príncipe visitó Berlín durante el gobierno nazi, antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial y se reunió con líderes del nazismo alemán. Existen imágenes de 1939 donde el Príncipe otorga dinero durante una colecta anual de propaganda nazi. Según algunos historiadores, Gustavo Adolfo y su esposa tuvieron relación con la Alemania Nazi, al igual que el Rey Gustavo V. Al respecto se han vertido diferentes opiniones y el tema ha resultado bastante polémico entre la opinión pública sueca. La familia real ha negado cualquier conocimiento sobre algún acercamiento del Príncipe con Alemania y se carece de cualquier evidencia escrita donde Gustavo haya expresado sus simpatías políticas, mientras que las reuniones con dirigentes nazis se han justificado como parte de las actividades diplomáticas. En todo caso, la especulación hizo que Gustavo Adolfo fuera impopular durante el resto de su vida entre varios ciudadanos suecos. El Príncipe Gustavo Adolfo de Suecia murió en un accidente aéreo en la tarde del 26 de enero de 1947, en el aeropuerto de Copenhague, Dinamarca. El Príncipe, junto con dos acompañantes, regresaba a Estocolmo luego de un viaje de cacería y de visitar a la Princesa Heredera de los Países Bajos, Juliana y su esposo el Príncipe Bernardo. Pocos minutos después de despegar del aeropuerto danés, a una altura de 50 metros, la aeronave comenzó a fallar y cayó a tierra, explotando al momento del impacto. Las 22 personas a bordo del avión murieron. Los funerales se llevaron a cabo en la Catedral de Estocolmo el 04 de febrero, ante la presencia de unas 100,000 personas. El Príncipe fue sepultado en el Cementerio Real, en el parque de Haga, a las afueras de Estocolmo. Al momento de la muerte, el Príncipe era el segundo en la línea al trono sueco detrás de su padre, que en 1950 se convirtió en el Rey Gustavo VI Adolfo.