martes, 4 de agosto de 2009

PRINCIPE ALBERTO DE INGLATERRA. HEREDERO AL TRONO DEL REINO UNIDO.


Alberto Víctor de Sajonia, Coburgo y Gotha. Nació prematuramente el 08 de enero 1864 en el palacio de Windsor, Londres, Reino Unido. Hijo mayor del Rey Eduardo VII y de la Princesa Alejandra de Dinamarca. Familiarmente se lo conocía como "Eddy". Su siguiente hermano, el Príncipe Jorge, nació año y medio después por lo que ambos niños recibieron la misma educación, bajo un estricto plan educativo. Comparado con su hermano menor, Alberto no tenía facilidad para el aprendizaje, y a pesar de que rápidamente aprendió el idioma danés, no sucedió lo mismo con otras lenguas y otras materias de estudio. En 1879, los hermanos fueron enviados como cadetes navales por un período de tres años alrededor del mundo. A su regreso, Alberto tenía 18 años de edad, y aún mostraba poco interés por el ambiente intelectual. De su vida privada lo que más resonó durante toda su vida fueron los rumores sobre su homosexualidad, aunque nunca se le pudo comprobar fehacientemente ningún acto de ese tipo. En 1889 el Príncipe fue enviado a la India por un período de siete meses. Durante el viaje visitó Atenas, El Cairo, Adén y finalmente la India. Durante ese tiempo Alberto conoció a Margery Haddon, esposa de un ingeniero civil. Luego de la muerte de Alberto en 1892, Margery viajó a Inglaterra argumentando que el Príncipe era el padre de su hijo. Sin embargo nunca fue reconocido como tal ya que no pudo demostrarlo. A su regreso de la India, el 24 de mayo de 1890, el Príncipe Alberto se convirtió en el Duque de Clarence. Para entonces sus padres ya estaban ocupados en el futuro matrimonio de su hijo mayor. La primera de las candidatas fue su prima la Princesa Alix de Hesse, pero ella rechazó la oferta (posteriormente se casaría con el Emperador Nicolás II de Rusia). La segunda fue la Princesa Elena d’Orleans. Si bien los jóvenes se atraían mutuamente, la Reina Victoria I de Inglaterra se opuso primeramente al matrimonio porque la joven era católica, ofreciéndole como alternativa la Princesa Margarita de Prusia. Alberto confesó a su abuela que estaba enamorado de Elena y la Reina aceptó el compromiso. Elena estaba dispuesta a cambiar de religión para poder casarse pero entonces su padre prohibió la conversión al anglicanismo y todo debió terminar definitivamente. A mediados de 1890, Alberto visitó varios médicos debido a una dolencia que fue diagnosticada como “fiebre” o “gota”. Muchos biógrafos creen que en realidad el Príncipe sufría de alguna leve enfermedad venérea, aunque no se conoce alguna fuente que confirme las sospechas. Luego de dos infructuosos intentos de matrimonio, apareció otra posible candidata, la Princesa María de Teca, prima lejana de Alberto. La Reina Victoria I aprobó sin problemas la unión debido a que María era encantadora, sensible y hermosa. La boda se fijó para el 27 de febrero 1892. Sin embargo Alberto cayó enfermo de gripe durante la gran pandemia que asolaba Inglaterra desde 1889. El cuadro clínico se complicó con una neumonía y murió en Sandringham House en Norfolk el 14 de enero de 1892, menos de una semana después de cumplir 28 años. Su hermano menor Jorge ocupó su lugar en el orden de sucesión al trono, convirtiéndose en 1910 en el Rey Jorge V de Inglaterra. Jorge no sólo ocupó el lugar de Alberto sino que además se casó con su prometida, la Princesa María de Teck en 1893. El cuerpo del Príncipe fue sepultado en la Capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor, Londres.