martes, 18 de agosto de 2009

ALFONSO. PRINCIPE IMPERIAL. HEREDERO AL TRONO DE BRASIL.


Alfonso de Orleáns-Braganza. Nació el 23 de febrero de 1845 en Río de Janeiro, Brasil. Hijo mayor del Emperador Pedro II de Brasil y de la Princesa María Teresa de Borbón Dos Sicilias. Como Heredero al Trono ostentó el título de Príncipe Imperial. Era nieto del Emperador Pedro I de Brasil y sobrino de la Reina María II de Portugal. Por la parte materna, era nieto de Francisco I y sobrino de Fernando II, ambos Reyes de las Dos Sicilias. Tras su nacimiento, el Emperador lo cargó en sus brazos y lo presentó ante las personas que se encontraban en palacio. El nacimiento del Heredero al Trono trajo alegría a todo el pueblo brasilero. Alfonso era un bebé muy saludable. El joven Príncipe tenía un aspecto físico muy similar a su padre tanto por su rostro como por sus ojos y cabellos. Sin embargo, la alegría duró poco tiempo. Una mañana el principito estaba jugando en la biblioteca del palacio, y repentinamente sufrió un fuerte ataque de convulsiones y murió con casi dos años y medio de edad el 11 de junio de 1847 en Río de Janeiro. La pareja imperial quedó fuertemente afectada por la muerte de su hijo, temiéndose por la salud de María Teresa que estaba embarazada de su tercer hijo. Afortunadamente el 13 de julio dio a luz a una niña llamada Leopoldina. El Emperador Pedro II escribió sobre la muerte de su hijo en una carta enviada a su madrastra, la Emperatriz Amelia, fechada el 11 de julio 1847: “Con el mayor dolor, comparto con ustedes la noticia de que mi querido Alfonsito, su ahijado, desafortunadamente murió a causa de unas convulsiones que duró cinco horas sin interrupción. Hace pocos días Isabel sufrió también fuertes convulsiones que nos hizo tener lo peor”. Alfonso fue sepultado junto a su hermano menor Pedro en el Mausoleo del Convento de San Antonio en Río de Janeiro.