miércoles, 1 de julio de 2009

PRINCIPE JUAN DE INGLATERRA.


Juan de Sajonia-Coburgo y Gotha. Nació el 12 julio 1905 en York Cottage, Sandringham, Norfolk, Inglaterra. Hijo menor del Rey Jorge V de Inglaterra y de María de Teck. A los cuatro años de edad, el pequeño Príncipe sufrió un ataque de epilepsia, desde ese momento su vida cambió por completo. La pareja real lo mantuvo al margen de los actos oficiales de la Corona. A los 12 años, su condición se deterioró y fue llevado a una granja en Sandringham, donde era cuidado por dos niñeras. Allí Juan pasó una feliz infancia y estuvo bien cuidado. La residencia contaba con un extenso jardín llamado “el jardín del Príncipe Juan". Se ha dicho con frecuencia que el Príncipe estaba solo en la granja, pero esto no es del todo exacto. Vivía con un amigo de su edad llamado Winifred Thomas, que sufría de asma. Su madre, la Reina, lo visitaba con frecuencia, aunque no tanto como él hubiera querido. Ninguno de los padres de Juan se encontraba en la granja cuando murió inesperadamente en las primeras horas del 18 de enero de 1919. A las 5.30 horas, el teléfono sonó en el Palacio de Buckingham para informar a la Reina que Juan había sufrido un ataque de epilepsia y que no podían reanimarlo. Conforme el Príncipe fue creciendo, los ataque se hicieron más frecuentes y más duros. A pesar de la hora, el Rey Jorge V y la Reina María viajaron inmediatamente hasta la granja. Hallaron a su hijo en su cama, como si estuviera dormido. Príncipe Juan fue sepultado el 21 de enero 1919 en la Iglesia de Santa María Magdalena, Norfolk. El nombre "Juan" ha sido considerado de mala suerte por la familia real y se evitó su uso desde la muerte del Príncipe. Se dice que Diana, Princesa de Gales, deseaba llamar a su primogénito "Juan", pero dicha tradición se lo impidió.