jueves, 9 de julio de 2009

PRINCESA ALEJANDRA LUISA DE BATTENBERG. REINA CONSORTE DE SUECIA.


Alejandra Luisa de Battenberg. Nació el 13 de julio de 1889 en el Palacio Heiligenberg, Hesse. Luisa nació como “Su Alteza Serenísima Princesa de Battenberg”. Hija del Príncipe Luís de Battenberg, que cambió su apellido a "Mountbatten" en 1917, durante la primera guerra mundial. Desde entonces su hija fue conocida como "Lady Luisa Mountbatten". Luisa fue tía del Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, esposo de la Reina Isabel II de Inglaterra y también fue sobrina de la Emperatriz Alejandra Feodorovna de Rusia. Luisa una vez dijo que nunca se casaría con un viudo o con un Rey. En 1909, los 20 años de edad, la Princesa recibió una propuesta de matrimonio del Rey Manuel II de Portugal. Su tío, el Rey Eduardo VII quería que su sobrina aceptara el matrimonio, e instó a sus padres a que presionaran. Sin embargo Luisa rechazó el matrimonio, a pesar de que le gustaba Manuel. El 03 de noviembre de 1923, en el Palacio de St. James, Inglaterra, a la edad de 34, Luisa aceptó lo que parecía imposible, se casó con el Príncipe Gustavo Adolfo de Suecia, futuro Rey Gustavo VI Adolfo de Suecia y viudo de su primer matrimonio. El matrimonio fue muy feliz, pero por desgracia su única hija nació muerta. Luisa disfrutaba de los niños y pasaba mucho tiempo con sus hijastros, Gustavo Adolfo, Sigvard, Ingrid, Bertil y Carlos, todos hijos frutos del primer matrimonio de su esposo. Durante la Primera Guerra Mundial Luisa sirvió como enfermera en el frente francés durante dos años. Por dicha tarea recibió la Real Cruz Roja. La Reina Luisa era bastante excéntrica y en una ocasión escondió varios perros pomeranios entre sus faldas a fin de pasar con ellos por la aduana. También era una persona muy nerviosa. Un día casi fue atropellada por un autobús en Londres, luego de ello colocó una tarjeta a modo de escarapela en su vestimenta en la que se podía leer "Yo soy la Reina de Suecia". De esta forma ella se aseguraba que de ser atropellada algún día, la gente sabría quien era. La Reina le gustaba mucho reunirse con su pueblo y a su vez ella era apreciada por su buen humor. La pareja real era frecuentemente viste paseando por las calles y parques de Estocolmo sin sus guardaespaldas. Luisa disfrutaba de hacer comprar en los centros comerciales de la capital sueca. La Reina Luisa de Suecia murió el 07 de marzo de 1965 en el Hospital St. Göran, en Estocolmo, a raíz de una cirugía de emergencia. Su última aparición pública fue en la ceremonia de entrega de los premios Nobel en diciembre de 1964. Fue sepultada junto a su marido en el cementerio del Real Haga, a las afueras de Estocolmo.