miércoles, 15 de abril de 2009

PRINCESA MARIA LUISA DE BORBON-PARMA. PRINCESA HEREDERA DE BULGARIA.


María Luisa de Borbón-Parma. Nació el 17 de enero de 1870 en Roma, Italia. Desde su nacimiento fue nombrada Princesa de Parma, a pesar de que su familia había sido expulsada de Palma años antes. Hija mayor del Duque Roberto I de Parma y de la Princesa María Pía de Borbón Dos Sicilias. Por línea paterna era nieta de Carlos III de Parma y de Luisa de Borbón, mientras que por línea materna lo fue de Fernando II de las Dos Sicilias y de la Archiduquesa María Teresa de Austria. La política europea del siglo XIX dictaba que por su condición de Princesa, su matrimonio debía ser de útil para su familia y, para fortalecer las relaciones con Bulgaria su padre negoció los esponsales con el entonces Príncipe Heredero de aquel Reino, Fernando de Sajonia-Coburgo y Gotha. El matrimonio se celebró el 20 de abril de 1893 en Villa Pianore, ubicada en Lucca, Italia, residencia de Roberto I de Parma, padre de la contrayente. A pesar de la polémica sobre el amaneramiento de Fernando, el matrimonio no tardó en tener sucesión, y nueve meses y diez días después del enlace nació su primer hijo, el Príncipe Boris, al que siguieron tres hermanos más: Kyril, Eudoxia y Nadezhda. La Princesa María Luisa de Borbón-Parma, Princesa Heredera de Bulgaria, murió el 31 de enero de 1899 en Sofía, Bulgaria, tras dar a luz a su cuarta hija, cuando sólo contaba con 29 años de edad. Fue sepultada en la Catedral de San Luis de Francia, en la ciudad búlgara de Plovdiv y de religión católica romana, pues María Luisa nunca abandonó su fe cristiana en favor del las creencias ortodoxas propias de su marido. María nunca llegó a convertirse en Zarina de Bulgaria ya que su esposo sucedió a su padre en el trono de los búlgaros con posterioridad a su muerte.