jueves, 19 de marzo de 2009

EL "REGRESO" DE HUMBERTO II.


El Príncipe Víctor Manuel de Saboya pide que su padre sea enterrado en el Panteón de los Reyes de Italia, en Roma. El Príncipe Víctor Manuel de Saboya pidió ayer que su padre, el fallecido Rey Humberto II, sea enterrado en el Panteón de los Reyes de Italia, en Roma, para respetar su último deseo, confirmó un portavoz de la Casa Real de los Saboya. El Príncipe hizo esta solicitud a través de un comunicado, coincidiendo con el vigésimo quinto aniversario de la muerte de su padre. Víctor Manuel pidió que su padre «pueda ser sepultado» en el Panteón de los Reyes de Italia en Roma, junto a su madre la Reina María José y el Rey Víctor Manuel III. Asimismo, añadió, «sería el momento solemne de pacificación histórica que Italia merece con ocasión del inminente aniversario de la Unidad Nacional». El Príncipe subrayó que Humberto II, durante su breve reinado, promovió «algunas de las leyes más importantes y fundamentales en las que todavía hoy se fundamenta la democracia italiana». «Le recordaré siempre con afecto porque fue un padre atento y cortés y, sobre todo, fue un ejemplo de amor y abnegación por la Patria», manifestó. Agregó que, para su padre, el exilio fue «más doloroso que la enfermedad que le causó la muerte». Humberto II nació en Racconigi en 1904 y falleció en Ginebra en 1983. Reinó durante 33 días hasta que los italianos optaron por la República como forma de estado. Murió en Suiza sin ver cumplido su deseo de pisar suelo patrio. Fue sepultado en la Abadía de Sainte-Marie-d'Hautecombe, en la Saboya francesa. Su testamento incluía la donación al Papa del Santo Sudario de Turín y la petición de ser enterrado con el sello real de los Saboya.