lunes, 17 de noviembre de 2008

PRINCESA MARTA DE SUECIA. PRINCESA HEREDERA DE NORUEGA.


Marta Bernadotte. Nació el 28 de marzo de 1901 en Estocolmo, Suecia. Hija del Príncipe Carlos de Suecia, Duque de Västergötland y de la Princesa Ingeborg de Dinamarca. Desde su nacimiento y hasta 1905, Marta era Princesa de Suecia y de Noruega, pues ambos países se encontraban unidos bajo el mismo Monarca, Oscar II, su abuelo. Su padre, el Príncipe Carlos, llegó a ser considerado candidato a ocupar el trono cuando Noruega se independizó en 1905. Marta conoció al Príncipe heredero Olaf de Noruega cuando coincidieron en varias ocasiones en actividades conjuntas, pero no sería sino hasta finales de la década de 1920 cuando ambos comenzaron un noviazgo. Marta y Olaf eran primos, pues el Rey Haakon VII (padre de Olaf) y la Princesa Ingeborg de Dinamarca (madre de Marta) eran hermanos. Durante los Juegos Olímpicos de Ámsterdam de 1928, donde el Príncipe participó como atleta, la pareja se comprometió en secreto. El Rey Haakon consintió el noviazgo y el compromiso, pues la relación de una Princesa sueca con la familia real noruega contribuiría posiblemente a distender las relaciones entre ambos países, relativamente frías desde la separación de 1905. La celebración de la boda se realizó en la Catedral de Oslo, Noruega, el 21 de marzo de 1929. Hubo ciertas críticas en la prensa sueca porque la boda no se celebró en la tierra de la novia. De dicho matrimonio nacieron tres hijos: las Princesas Ragnhild y Astrid y el Príncipe Heredero Harald. La princesa Marta y el Príncipe Olaf trabajaron para fortalecer los lazos entre la Monarquía y el pueblo noruego, y realizaron actividades de acercamiento con los gobiernos extranjeros. Durante la Segunda Guerra Mundial y la invasión alemana de Noruega en 1940, la Princesa Marta junto con sus hijos abandonó el país y se refugió en Suecia, su país natal, mientras que Olaf permaneció en Noruega al lado del Rey. La presencia de la Princesa en Suecia resultó incómoda, debido a la política de acercamiento diplomático que este país sostenía con el gobierno nazi de Alemania. Ante esa situación, Marta abandonó Suecia y se exilió a los Estados Unidos, por invitación del presidente Roosevelt. En un principio la familia vivió en la Casa Blanca, y posteriormente en una residencia en Washintong DC. Permaneció en los Estados Unidos hasta el final de la guerra en 1945. Durante esos años, se fortaleció la amistad de Marta con el matrimonio Roosevelt, y la Princesa trabajaría para buscar el apoyo del gobierno y la sociedad norteamericanos al gobierno noruego en el exilio, establecido en Londres, Reino Unido. A su regreso a Noruega, fue recibida con honores. Inmediatamente, retomó con intensidad sus actividades de Princesa Heredera al lado de su esposo. Poco tiempo después, aquejada de varias enfermedades, su salud se desgastó visiblemente. La Princesa Marta falleció víctima de un cáncer el 05 de abril de 1954 en el Hospital Real de Oslo, Noruega. Sus restos fueron sepultados al Castillo de Akershus. Falleció tan sólo tres años antes de que Olaf accediera al trono. Olaf permaneció viudo el resto de su vida, y su hija, la Princesa Astrid de Noruega tomó el papel de Primera Dama durante los primeros años de su reinado. Su actividad filantrópica la realizó a través de la Fundación Princesa Heredera Marta, establecida el 01 de abril de 1929.