martes, 25 de noviembre de 2008

ANA I DE RUSIA.


Ana Ivanovna Romanova. Nació el 07 de febrero de 1693, en Moscú, Rusia. Reinó como Duquesa de Curlandia desde 1711 hasta 1730 y como Emperatriz de Rusia desde 1730 hasta 1740. Hija del Zar Iván V de Rusia y de Praskovia Feodorovna Saltykova. La Gran Duquesa ana se casó con el Duque Federico de curlandia, el 11 de noviembre de 1710, en San Petersburgo, Rusia. La tragedia se desató rápidamente debido a que de regreso a Curlandia, su esposo murió repentinamente el 21 de enero de 1711 en Kippinhof. Desde ese momento Ana se convirtió en la gobernante del Ducado de Curlandia hasta 1730, junto con el ruso Pedro Bestuzhev, como su consejero. Nunca volvió a casarse, pero estuvo involucrada sentimentalmente con Ernesto von Biron durante muchos años. Tras la muerte de su primo el Emperador Pedro II de Rusia, en 1730, el Consejo de Estado Supremo Ruso bajo el Príncipe Dmitri Galitzin pidió a Ana que se convirtiera en la Emperatriz de Rusia. La aristocracia rusa pensó que Ana estaría eternamente agradecida por la elección y sería fácil de dominar e influir. Con la esperanza de convertir a Rusia en una Monarquía Constitucional, la convencieron de firmar unas actas que limitaban su poder. Sin embargo, al poco tiempo la Emperatriz se convirtió en una gobernante autocrática, usando su popularidad con las guardias imperiales y nobleza menor, burlando las limitaciones impuestas. Uno de sus primeros actos para consolidar su poder restauró la policía de seguridad, intimidando y aterrorizando a sus opositores. Pasó la mayor parte de su tiempo en Moscú, a pesar de que la capital era ya San Petersburgo. Se deleitaba humillando a la vieja nobleza. Como desconfiaba de la nobleza rusa, Ana ubicó a alemanes del Báltico en los puestos claves del gobierno. Colocó en el trono de Curlandia a Ernesto von Biron, quien tenía una gran influencia sobre la Emperatriz. En política exterior Rusia se alió con el Emperador del Sacro Imperio, Carlos VI, lo cual fue beneficioso durante la Guerra de Sucesión polaca (1733–1735). En 1736 la Emperatriz le declaró la guerra al Imperio Otomano, pero Carlos VI realizó una paz separada con el Sultán, obligando a Rusia a seguir la guerra sola, por lo que se produjo la pérdida territorial que se había ganado con anterioridad, a excepción de Azov. Durante su reinado se produce el inicio expansionista hacia el sur del Imperio y hacia la parte central de Asia. Ana era famosa por sus grandes mejillas. Cuando su salud se deterioró, declaró a su recién nacido sobrino-nieto, Iván Antonovich, como su Heredero. Esto se llevó a cabo para asegurar la línea de sangre de su padre, y al mismo tiempo excluir del trono a los descendientes de Pedro I. Ana murió a la edad de 47 años por una afección renal, el 28 de octubre de 1740 en San Petersburgo, Rusia. Iván la sucedió como el Emperador Iván VI de Rusia.