martes, 4 de noviembre de 2008

ALEJANDRO I DE GRECIA.


Alejandro de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksbug. Nació el 01 de agosto de 1893 Tatoi, Grecia. Segundo hijo del Rey Constantino I de Grecia y de la Princesa Sofía de Prusia. En 1917, Constantino insistía en que Grecia permaneciera neutral en la Primera Guerra Mundial, mientras el Primer Ministro se empecinó en ir a la guerra apoyando a los países que formaban el eje central. Las tropas francesas y británicas entraron en Grecia y forzaron a Constantino y su Heredero, el Príncipe Jorge a exiliarse. En realidad el Rey no tenía ningún poder militar y era una pantalla de las acciones del Primer Ministro. El 04 de noviembre de 1919 en Atenas, Grecia, el Príncipe Alejandro se casó con su amante, Aspasia Manos, quien era considerada una plebeya. El hecho causó un escándalo y enfureció al Primer Ministro. Aspasia fue obligada a dejar Atenas por un tiempo. La boda fue legalizada pero Aspasia, no sería considerada Reina de Grecia, sino sólo la Señora Manos. Seis meses más tarde, la joven pareja se fue a París, con la condición de que no viajaran o aparecieran juntos en actos oficiales. Tiempo después, el Tratado de Sèvres fue firmó en agosto de 1920. Como resultado del mismo Grecia recibió grandes territorios tomados del Imperio Otomano. Por lo tanto Alejandro heredó un estado griego más extenso. El Monarca de 27 años de edad murió por defender a su perro favorito de un ataque de dos monos durante un paseo por los Jardines Reales, donde sufrió mordeduras por parte de uno de ellos. El ataque ocurrió el 02 de octubre de 1920. La infección que le produjo las mordeduras, gradualmente envenenó el cuerpo del Rey. El 25 de octubre de 1920 en Atenas, Grecia, el Rey Alejandro I de Grecia murió de sepsis. Su padre, Constantino I, recibió el permiso para regresar a Grecia nuevamente como Rey. La única hija del Rey Alejandro, la Princesa Alejandra de Grecia, nació luego de su muerte, el 25 de marzo de 1921 en Atenas. Su esposa, la Señora Manos, recibió el tratamiento de "Princesa Alejandro", por parte de su suegro, el restaurado Rey Constantino. La subida al trono de Alejandro fue diferente al resto de los Monarcas, ya que rompió con la tradición de la primogenitura. Asumió el trono tras la abdicación de su padre, aunque su hermano mayor Jorge aún vivía. Además, su hermano mayor se convirtió en Rey de Grecia, luego de su padre.