martes, 30 de septiembre de 2008

PRINCIPE MIGUEL DE MONTENEGRO.

Miguel Petrovic-Njegoš. Nació el 14 de septiembre de 1908 en Podgorica, Montenegro. Tercer hijo del Príncipe Mirko de Montenegro y de Natalia Konstantinovich. Nieto del Rey Nicolás I de Montenegro. En 1916 Montenegro fue invadida por el Imperio austro-húngaro durante la Primera Guerra Mundial, por tanto la Familia Real al completo fue obligada a huir a Italia. Allí asistió brevemente a un internado en Nápoles antes de viajar con su madre a Eastbourne, Inglaterra, donde completó su educación primaria. Tras la muerte de su abuelo Nicolás, en 1921 el trono fue heredado por Danilo, tío de Miguel. Sin embargo, Danilo imprevistamente abdicó unos días más tarde, y su sobrino Miguel lo sucedió como Heredero de la Dinastía. En 1929 Miguel renunció a su reclamo sobre el trono de Montenegro y declaró su lealtad al Reino de Yugoslavia. El Rey de Yugoslavia, en agradecimiento recompensó al Príncipe Miguel con una pensión vitalicia. El 27 de enero de 1941 en París, Francia, el Príncipe Miguel de Montenegro se casó con Genoveva Prigent. Ese mismo año, tras la caída de Francia, el Príncipe Miguel y su esposa fueron detenidos por las autoridades de ocupación alemanas, trasladados a Alemania y mantenidos prisioneros en un castillo a orillas de Lago Constanza. Permanecieron como prisioneros hasta que su tía, la Reina de Italia, Elena de Montenegro, logró su liberación en 1943. La familia regresó a Francia donde fue nuevamente detenida por las autoridades alemanas y trasladada a un campo de concentración en el este de Alemania. El único hijo de la pareja, el Príncipe Nicolás, nació en ese lugar en 1944. Al finalizar la guerra Miguel, su esposa e hijo fueron liberados y regresaron a Francia, tomando residencia en París. En 1947 la familia real fue invitada por el Mariscal Tito de Yugoslavia a vivir en Belgrado, donde el Príncipe trabajó para el gobierno. Allí pudo visitar Montenegro, lugar que había dejado en 1916. En dicha visita comunicó a la población montenegrina que la Dinastía Petrovic-Njegov aún estaba viva. Este acto disgustó a Tito, por tal motivo la familia decidió regresar a Francia en junio de 1948. Desde ese momento la pensión que recibía la familia fue cortada. Miguel y su esposa se divorciaron el 11 de agosto de 1949 y el Príncipe permaneció en el exilio hasta su muerte el 24 de marzo de 1986. Su hijo y heredero fue criado por su esposa. El Príncipe Miguel de Montenegro fue sepultado en el cementerio de la Iglesia Ortodoxa serbia de París.