domingo, 21 de septiembre de 2008

JUAN I DE LIECHTENSTEIN.


Juan de Liechtenstein. Nació el 26 de junio de 1760 Viena, Austria. Fue el último Príncipe de Liechtenstein en gobernar bajo el Sacro Imperio Romano Germánico. Cuarto hijo del Príncipe Francisco José I de Liechtenstein y de la Condesa María Leopoldina von Sternberg. A los 22 años de edad ingresó al ejército como Teniente. Ocho años más tarde participó en las guerras contra Turquía como Coronel del ejército. Durante las guerras napoleónicas, dirigió los ejércitos austriacos como Mariscal de campo. El 24 marzo de 1805, murió su hermano, el Príncipe Soberano Alois I de Liechtenstein, quien no tuvo descendencia, por ello Juan se convirtió en el nuevo Príncipe. Inmediatamente participó de las negociaciones de paz con Napoleón en Pressburg (1805) y en la Paz de Schönbrunn (1809). Ambos tratados fueron muy favorables a Napoleón y por ello el Príncipe fue acusado de tener poca habilidad diplomática y se retiró del ejército en 1810. El 12 de abril de 1792 en Viena, Austria, Juan se casó con Josefa Sofía von Furstenberg-Weitra. De dicho matrimonio nacieron 15 hijos: Leopoldina, Carolina, Alois (su sucesor), Sofía, María, Francisco, Carlos, Clotilde, Enriqueta, Federico, Eduardo, Augusto Luís, Augusto Ignacio, Ida y Rodolfo. Como Príncipe de Liechtenstein, hizo reformas importantes. En 1818 dotó a su pueblo de una Constitución. Estimuló la agricultura y la silvicultura, reorganizó la administración pública, lo que llevó a modernizar el Principado. Construyó muchos jardines, tales como los jardines de Biedermeier y, recreó paisajes y parques de estilo inglés. En 1806 Napoleón incorporó Liechtenstein a la Confederación del Rin y lo convirtió en un Estado Soberano. En el Congreso de Viena de 1815, la soberanía fue ratificada y el Principado se convirtió en miembro de la Confederación alemana. El Príncipe Juan I de Liechtenstein murió el 20 de abril de 1836 en Viena, Austria.