miércoles, 17 de septiembre de 2008

HUMBERTO I DE ITALIA.


Humberto de Saboya. Nació el 14 de marzo de 1844 en Torino, Italia, por entonces capital del Reino de Cerdeña. Hijo del Rey Víctor Emmanuel II de Italia y de la Archiduquesa María Adelaida de Austria. En marzo de 1858 ingresó al ejército militar sardo, con el cargo de Capitán. El Príncipe participó en las guerras de independencia italiana. El 21 de abril de 1868 en Torino, Humberto se casó con su prima, la Princesa Margarita de Saboya. De dicho matrimonio nació un único hijo, Víctor Emmanuel, futuro Rey Víctor Emmanuel III de Italia. Tras la muerte de su padre el 09 de enero de 1878, el Rey Víctor Emmanuel II, Humberto se convirtió en Rey como Humberto I. Durante un viaje por el Reino, fue atacado por un anarquista, en Nápoles el 17 de noviembre de 1878. El propio Rey se defendió con su sable para salvar la vida. El atentado afectó psicológicamente a la Reina Margarita, quien tardó años en reponerse. En política exterior el Rey formó la Triple Alianza con Austria-Hungría y Alemania, sin embargo muchos italianos rechazaron dicha alianza, debido a que Austria aún ocupaba territorios reclamados por Italia. Promovió la política de extensión colonial inaugurada en 1885 ocupando Eritrea y posteriormente Somalia. En 1900, las fuerzas italianas participaron en la guerra de los boxer en la China Imperial, logrando como resultado una concesión territorial en Tientsin. En política interior, el reinado de Humberto I debió lidiar con rebeliones sociales debido a la ocupación del Reino de las dos Sicilias, los proyectos colonialistas y la restricción a las libertades civiles. Debido a las guerras en Africa, la economía se debilitó y los precios se dispararon. El 7 de mayo de 1898 en Milano, las protestas fueron reprimidas con violencia, muriendo más de 100 personas y más de 1000 fueron heridas. El Rey felicitó el accionar del ejército al restaurar el orden, lo cual provocó el odio del pueblo. Por otro lado el Rey fue aclamado por el pueblo debido a su firmeza ante la intromisión del Vaticano en su territorio. Por tal acción, un fanático religioso trató de apuñalarlo cerca de Roma el 22 de abril de 1897. Al igual que el Zar Alejandro II de Rusia, Humberto I escapó a varios atentados, hasta que finalmente fue asesinado de 4 tiros por un anarquista italo-americano, Gaetano Bresci, en Monza, Italia, el 29 de julio de 1900. El Rey Humberto I de Italia fue sepultado en el Panteón Real en Roma, Italia. Fue el último Rey de la Dinastía de los Saboya en ser sepultado en el Panteón Real, debido a que su hijo y sucesor murió en el exilio.