jueves, 4 de septiembre de 2008

CRISTIAN IX DE DINAMARCA.


Cristian de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg. Nació el 08 de abril de 1818 en Gottorp, Alemania. Hijo de Federico Guillermo, Duque de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg y de la Princesa Luisa de Hesse. Cristian era miembro de la rama menor de la Casa de Oldenburg. Creció en Dinamarca y fue educado en la Academia Militar de Copenhague. En su juventud, buscó sin exito casarse con la Reina Victoria I de Inglaterra. El 26 de mayo de 1842 en Copenhague, Dinamarca, Cristian se casó con la Princesa Luisa de Hesse-Kassel. En 1847, con la aprobación de las grandes potencias de Europa, fue elegido como heredero al trono danés ya que el Rey Federico VII no tenía hijos. Cristian se convirtió en Rey el 15 de noviembre de 1863 como Cristian IX de Dinamarca. Inmediatamente subido al trono el nuevo Rey, Dinamarca se sumergió en una crisis política por la posesión de los Estados de Schleswig y Holstein, dos provincias al sur de Dinamarca. Bajo presión, el Rey firmó la Constitución de Noviembre, un tratado que incorporó Schleswig a Dinamarca. Este causó una breve guerra entre Dinamarca y una alianza austro-prusiana en 1864. Como resultado de ellos Dinamarca pierde Schleswig, anexado por Prusia en 1865. Holstein fue también incorporado a Prusia ese mismo año. La pareja real tuvo seis hijos: Federico, futuro Rey Federico VIII de Dinamarca; Alexandra, futura Reina de Inglaterra; Guillermo, futuro Rey de Grecia; Dagmar, futura Emperatriz de Rusia; Thyra, futura Reina de Hannover; y Valdemar. Cuatro de sus hijos se convirtieron en Monarcas, por ello el Rey fue llamado el “suegro y posteriormente el abuelo de Europa”. El exito de los matrimonios con herederos de otros Reinos se debió a las negociaciones de su esposa, la Reina Luisa. El Rey Cristian IX de Dinamarca murió el 29 de enero de 1906 en Copenhague, Dinamarca, a los 87 años de edad. Fue sepultado en la Catedral Roskilde, en el panteón de la Familia Real de Dinamarca. En 1874 el Rey firmó un tratado que permitió a Islandia tener su propia Constitución, aunque siguió siendo gobernada por Dinamarca. La seguridad social también fue reformada durante su reinado. Las pensiones por vejez fueron introducidas en 1891.