domingo, 17 de agosto de 2008

CARLOTA GRIMALDI.


Carlota Grimaldi. Princesa de Mónaco, Duquesa de Valentinois, Condesa de Polignac. Nació el 30 de septiembre de 1898 en Constantin, Argelia. Hija ilegítima del Príncipe Luís II de Mónaco y de María Louvet, cantante de cabaret. El Príncipe de Mónaco no tenía herederos legítimos por lo que si moría, el trono de Mónaco debía pasar a su primo Guillermo, Duque alemán de Urach, hijo de la Princesa Florestine de Mónaco. Para evitar dicha sucesión, el 15 de mayo de 1911 por ley se reconoció a Carlota como hija de Luís y miembro de la familia principesca. Posteriormente los partidarios del Duque denunciaron dicha ley, indicando que violaba los estatutos de 1882. Por la Ordenanza del 30 de octubre de 1918 Carlota fuera adoptada por su propio padre. Se le otorgó el apellido Grimaldi y el título de Duquesa de Valentinois, de este modo Carlota se convertía en la Princesa Heredera. A pesar de los esfuerzos del Príncipe, seguían las dudas sobre la legalidad de la adopción de su hija. Según el Código Civil Monegasco, para adoptar en dicha circunstancia, era necesario que el adoptante tuviera 50 años y el adoptado 21 como mínimo. La Ordenanza de 1918 cambió el límite de edad a dieciocho, debido a que Carlota tenía 20 años entonces, pero no el otro límite de edad y Luís tenía 48 años. En 1920, Luís arregló el matrimonio de Carlota con el Conde Pierre de Polignac, quién tomó el apellido Grimaldi y el título de Príncipe de Mónaco. La pareja tuvo dos hijos: Antonieta y Rainiero, futuro Rainiero III. Si bien la pareja aseguró la continuidad de la Dinastía, no fue un matrimonio feliz, separándose en 1930 cuando Carlota lo abandonó para vivir con su amante italiano, Del Masso. La pareja se divorció en 1933. El 30 de mayo de 1944, un día antes del 21 cumpleaños de Rainiero y con el consentimiento de Luís, Carlota traspasa sus derechos al trono a su hijo. Desde entonces no fue la Heredera pero mantuvo los títulos de Princesa de Mónaco y Duquesa de Valentinois. Tardíamente en su vida, Carlota asistió a la Universidad, graduándose de asistente social. Luego de que su hijo subió al trono, la Princesa se trasladó a vivir a Le Marchais, propiedad de los Grimaldi en las fueras de París. A pesar de las protestas de sus hijos, que temieron por su seguridad, ella convirtió el lugar en un centro de rehabilitación de ex-presidiarios. Vivió allí con su amante, un antiguo célebre ladrón de joyas francés llamado René Girier. El 15 de noviembre de 1977, la Princesa Carlota de Mónaco murió en París, Francia.