lunes, 19 de mayo de 2008

VICTORIA MELITA, PRINCESA DE INGLATERRA. VICTORIA FEODOROVNA, EMPERATRIZ DE RUSIA.


Victoria Feodorovna Romanova. Nació el 25 de noviembre de 1876 en el Palacio de San Antonio, Malta. Hija del Príncipe Alfredo de Inglaterra y de la Gran Duquesa María Alexandrovna de Rusia. Victoria Melita tenía un temperamento difícil pero era sensible e incapaz de ser deshonesta. Aún niña, Victoria se trasladó, junto con su familia, a Coburgo, ya que su padre se convirtió en el nuevo gobernante del Ducado de Sajonia-Coburgo y Gotha. De adolescente, De adolescente era una muchacha alta, de cutis oscuro y ojos azules. En 1891, Victoria viajó con su madre a Rusia. Allí conoció a su primo, el Gran Duque Kirill Vladimirovich. Aunque los dos se enamoraron mutuamente, su madre no aprobó dicha unión. La Reina Victoria de Inglaterra, su abuela, la hizo casar con otro primo, el Príncipe Ernesto de Hesse. La boda se llevó a cabo el 09 de abril de 1894 en Coburgo, Alemania. De dicho matrimonio nacieron dos hijos: Isabel y un hijo nacido muerto. El matrimonio no funcionó. Su marido no le demostraba afecto y un día lo sorprendió en la cama con un criado, lo cual confirmó los rumores sobre su homosexualidad. La pareja se divorció el 21 de diciembre de 1901, lo cual causó un gran escándalo en las Cortes de Europa. Ella y Ernesto compartieron la custodia de Isabel, hasta que la niña falleció a causa del tifus en 1903. Tras el divorcio, la Emperatriz Alejandra de Rusia, hermana de Ernesto, persuadió a Nicolás II para que desterrara a Kirill al lejano oriente ya que lo culpaba de la ruptura. En 1905 Kirill viajó a Coburgo y se casó con Victoria el 08 de octubre de 1905 en Tegernsee, Alemania, en una ceremonia simple y familiar, pero sin el consentimiento del Emperador. Nicolás II reaccionó quitando al Gran Príncipe sus títulos, condecoraciones y lo expulsó de la marina rusa. La pareja se radicó en París, donde compraron una casa. Victoria decidió convertirse a la fe ortodoxa en 1907, tomando el nombre de Victoria Feodorovna. De dicho matrimonio nacieron tres hijos: María, Kira y Vladimir. Nicolás se vio obligado a rehabilitar a Kirill como miembro de la Dinastía con todos sus derechos, debido a que la muerte de varios miembros había colocado a Kirill como tercero en la línea de sucesión al trono ruso. La familia regresó a Rusia y, Victoria recibió el título de Gran Princesa de Rusia y el tratamiento de Alteza Imperial. Poseía un gran talento artístico sobre todo en la pintura. Durante la primera guerra mundial Victoria trabajó como enfermera de la Cruz Roja. En agosto de 1917 Nicolás II de Rusia abdicó y la familia obtuvo permiso para trasladarse a Finlandia, aún territorio ruso, donde nació Vladimir. Luego de la derrota del ejército blanco, se trasladaron a Coburgo, en Alemania y finalmente se instalaron en Saint Briac, Francia, donde permanecieron el resto de sus vidas. Debido a los asesinatos de Nicolás, Alexei y Mihail, Kirill oficialmente se declaró Emperador de Rusia en 1924 y por tanto Victoria se convirtió en Emperatriz. Victoria viajó a Estados Unidos en 1924, buscando apoyo para restaurar la Monarquía, pero no logró el objetivo, aunque si obtuvo importantes donaciones para los emigrados rusos. Vendía las pinturas que realizaba y organizaba eventos a fin de recaudar fondos para ayudar a los más necesitados. Además de ayudar a su marido como Jefe de la Dinastía de los Romanov, también debía ocuparse del futuro de sus hijas. La Gran Princesa María Kirillovna se casó con Federico Carlos, Príncipe Heredero de Leiningen. Kira se casó con Fernando, Príncipe Heredero de Prusia, pero para entonces Victoria ya había fallecido. La Emperatriz se volvió sumamente protectora de su hijo Vladimir, sobre el cual descansaba la sucesión de la Dinastía de los Romanov. No lo dejó asistir a la escuela por temor a su seguridad y porque quería que fuera educado como los Grandes Príncipes de Rusia. Por tanto contrató un tutor. En 1933 descubrió que su marido le había sido infiel y quedó devastada con la noticia. Desde entonces mantuvo las apariencias por sus hijos, pero fue incapaz de perdonar a Kirill por su traición. La Emperatriz Victoria Feodorovna de Rusia sufrió un ataque repentino en febrero de 1936 y murió el 01 de marzo de 1936 en Amorbach, Alemania. Fue sepultada en el mausoleo de la familia en Coburgo, Alemania.